Una confesión

A veces la vida nos pone en situaciones difíciles para enseñarnos a crecer. A veces una confesión puede cambiar tu vida.

La discriminación es una herramienta de odio que daña a muchas personas en el planeta y hasta puede hacer que algunos tomen la decisión de quitarse la vida por la presión y el matoneo que le hacen sus compañeros de colegio, su familia o en el trabajo.

Temas como la homosexualidad, el color de piel o la religión, son aprovechados por algunos para hacer daño físico o psicológico a otras personas.

Temas como el salir del clóset están a la orden del día para seguir luchando por los derechos de una comunidad que merece ser escuchada y respetada.

Porque no se trata de tolerancia, la tolerancia es una aceptación a regañadientes, el verdadero valor lo tiene el respeto por los demás seres que habitan este planeta.

No existe cura para la homosexualidad porque esta no es una enfermedad ni un virus, es simplemente una configuración de los seres humanos que se define incluso desde antes de nacer.

Nadie puede ser deshomosexualizado, ese es un cuento que se inventaron algunos para hacer creer a los demás que se puede convertir a un gay en heterosexual, así como tampoco hay poder humano que convierta un homosexual en gay.

Gracias por ver este video, gracias por el apoyo que me has brindado durante todo este tiempo.

Mi felicidad es poder ayudar a transformar el mundo para que la igualdad deje de ser una palabra cliché y comience a convertirse en una realidad.

Un abrazo enorme. 🙂

Conoce aquí mi canal de YouTube.

Mira también: “¿Qué te detiene para alcanzar la vida que sueñas?

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.