¿Cómo dejar los apegos?

¿Estás en una relación que te hace daño y no sabes cómo desprenderte de esa persona? Te invito a ver mi video más reciente en el que te explico cómo puedes soltar esos apegos por personas que ya no traen nada bueno a tu vida. Mira este video:

Anuncios

Me cansé de la gente fitness

Hoy en día solo basta entrar a una red social como Instagram y encontrar un sinnúmero de publicaciones de personas que ostentan cuerpos esculturales y unas vidas tan sanas que parecieran imposibles de llevar para un mortal, pero llega ese momento en el que uno se cansa de ver tanta perfección y comienza a querer ver gente que sea más natural, personas que tengan sus curvas y no necesariamente tengan el abdomen perfecto.

Todo comienza un día en el que entro a revisar mi cuenta de Instagram y aparecen cinco posts seguidos de personas que recomiendan varios ejercicios y comidas para mantenerse en forma, coincidencialmente eran cinco cuentas diferentes por lo cual pensé que esto ya estaba llegando a niveles que jamás hubiera pensado a los que íbamos a llegar.

Tengo que confesar que tampoco es que haya sido nunca demasiado fitness aunque me ha gustado el tema de comer sano y hacer ejercicio, pero no me privo de comer alguno que otro antojo por ahí como una deliciosa hamburguesa o una irresistible empanada, alimentos que claramente no se ajustan a la dieta saludable de una persona que vive pensando en la cantidad de grasas trans y azúcar que tiene cada cosa que come.

Pero temas como la obsesión que tienen algunos personajes por no consumir nada que tenga gluten me lleva a pensar que esto ya pasa del simple querer cuidarse a un tema clínico como la Ortorexia (obsesión patológica por comer comida considerada saludable), es una grave enfermedad que no está lejos de parecerse a la anorexia o bulimia.

Pero ya dejemos de lado un tanto los conceptos extraños y hablemos también de aquellas personas que se la pasan mostrando sus cuerpos esculturales, muchas veces esculpidos en un gimnasio, pero en muchos casos también retocados por un cirujano o por el amigo Photoshop. Es una maldición que afecta a todas las clases sociales, se ven personas mostrando sus músculos y sus cuerpos definidos como si fuera lo único que tuvieran para mostrar en una foto.

Y es que la carne vende, eso está claro, pero hay gente que abusa del tema, es como si quisieran ser admirados en todo momento y lugar. Particularmente he visto personajes que suben una foto casi empelota y su ego se ve fuertemente golpeado si no reciben el número de likes que ellos esperaban.

Qué triste que el amor por uno mismo tenga que medirse por las estadísticas de una imagen que se sube a una red social, la verdad pareciera que la autoestima de estas personas es un tanto artificial, a veces inexistente.

Por otro lado hay personas que no temen mostrar su pancita y sus rollitos sin ningún tipo de vergüenza y aplaudo a estas personas, porque hacen algo diferente, muestran la naturalidad de los seres humanos y que no todos vinimos en ese empaque perfecto que muchos nos quieren vender.

Este no es un post en contra de las personas que se cuidan, este es un post a favor de quienes creemos que la naturalidad es mucho más valiosa que tener 10 mil likes en Instagram, esos que queremos que lo natural sea siempre el eje de la vida, nada de andar cohibiéndonos en lo que comemos ni de matarnos en un gimnasio para creer que solo así podremos llamar la atención del resto del planeta.

Hay mil cosas más que puedes hacer para mostrarle al mundo que tienes algo más que un lindo cuerpo para exhibir, algo así como leer, estudiar, disfrutar de la vida, viajar y compartir todo lo que aprendes y haces con el resto del planeta, que no sea una moda lo que te lleve a obsesionarte con algo que no quieres ser, de nada sirve tener el mejor cuerpo del planeta si igual por dentro eres infeliz.

Necesitamos un mundo con más gente natural, que disfrute de la vida sin necesidad de matarse en un gimnasio, que aproveche cada instante sin necesidad de estar pensando en lo que come o se deja de comer, personas que disfruten vivir sin necesidad aparentar lo que no son, personas que amen cada instante sin importar sus medidas, personas que se cuiden pero que no lo lleven al extremo de hacerlo simplemente por llamar la atención en una red social.

Escribiendo desde lo más profundo del mar,

@CangrejoPerez

Entra a ver mis video blogs aquí: Videos de @CangrejoPerez

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

En Facebook: @CangrejoPerez

¿Estar con alguien por no estar solo?

¿Estás en una relación que no soportas por el simple hecho de no quedarte solo? ¿Conoces a alguien que tiene una relación de pareja insoportable y aún así continúa con tal de no quedarse soltero? En este video te muestro otro punto de vista del por qué no deberías estar regalando tus mejores años a una persona que no lo merece.

La mala costumbre de confundir sexo con amor (video)

¿Estás en una relación en la que tienes un sexo fantástico pero no sabes exactamente qué nombre tiene esa relación? ¿No sabes si es solo buen sexo o además hay amor? ¿Sientes que quieres dar el siguiente paso y no sabes cómo? En este video te explico por qué es tan fácil confundir sexo y amor, también te cuento cómo salir de esa duda.

De los amores imposibles y otros demonios

¿Alguna vez te ha pasado que te enamoras de una persona que jamás se fija en ti? ¿Te han enviado a la friendzone sin saber por qué? ¿Tienes un amor platónico con el que sueñas pero que nunca se hace realidad? En este video te explico qué debes hacer si te encuentras con un amor imposible.

El dilema de renunciar o no al trabajo

Muchos seres humanos en algún momento de la vida nos hemos preguntado si debemos renunciar o no a un empleo, en muchas circunstancias la idea de renunciar viene acompañada de ese sin sabor que nos deja el estar trabajando por y para los sueños de otro mientras nuestros sueños quedan relegados al olvido, o simplemente a seguir soñando sin la posibilidad de comenzar a poner los cimientos de ese negocio, empresa, o cualquier otro proyecto que queramos emprender.

Siempre he sido un defensor de la libertad y la independencia a la hora de trabajar, pero en algún momento de mi vida también me vi expuesto a renunciar a un empleo que aparentemente me daba todo para vivir, pero me daba poco o nada para ser feliz. Tomar la decisión fue lo fácil pero lo difícil fue contarle a mi familia y amigos que pensaba dejar un trabajo de tantos años en una de las empresas de más renombre en el país, obviamente los gritos en el cielo no se hicieron esperar.

En mi familia me decían que estaba loco al desprenderme de un contrato a término indefinido, pero ellos no entendían en esta época no queremos amarrarnos a un contrato que tal vez sea para toda la vida, porque queremos estar en constante evolución, queremos trascender y la estabilidad no lo es todo, más bien es la peor enemiga de la evolución de los seres humanos.

La eterna estabilidad solo trae eterno aburrimiento y eternas frustraciones, porque el levantarse todos los días a hacer exactamente lo mismo para ganar una suma de dinero que en muchos casos ni siquiera alcanza para ahorrar no es una forma de vivir muy feliz que digamos, lo que pasa es que somos expertos en meternos el pajazo mental de que estamos perfectamente, pero en el fondo sabemos que eso no es verdad. No se trata del dinero, y eso es lo que muchos no entienden, porque si fuera por el dinero hay muchas personas que viven con todas las comodidades del mundo y tienen las vidas más infelices que uno pueda imaginar.

Ahora que si el tema de la estabilidad y el dinero era un problema para la familia entonces ni qué decir de la hora en la que tocaba desprenderse del sueldo y los horarios para comenzar a ver qué es lo que hay para hacer con la vida. Tratar de convencer a la familia de que tenemos un negocio que va a revolucionar el mercado (aunque en el fondo no estemos tan seguros de ello), que nos vamos a dedicar a la consultoría independiente, o que vamos a trabajar en un emprendimiento, esto simplemente es casi una locura para todas las personas que nos rodean. En muchos casos nadie entiende ni siquiera los conceptos así que es aún más difícil que entiendan nuestro sueño.

Ni qué decir del culillo que comienza uno a sentir cuando ve que todas las personas de las que esperaba un apoyo incondicional comienzan a mostrarnos las grandes piedras que vamos a tener en el camino, algunas piedras reales, otras piedras que son más bien empeliculadas de ellos para intentar hacernos retroceder.

Y de hecho comenzamos a dudar acerca de la posibilidad de dar o no el paso al vacío, porque en últimas eso es, tirarse a un precipicio del cual no sabemos si nos vamos a dar contra el mundo o simplemente vamos a aprender a volar. Es normal, mucho más de lo que creemos, es normal sentir miedo cuando se está a punto de crecer, es normal que el éxito venga de la mano de algunos golpes, es normal que tengamos que hacer grandes sacrificios para lograr grandes sueños, lo bueno es que todo esto vale, y vale tanto que cuando logras volar simplemente te das cuenta de que tus sueños son más grandes que los miedos.

El tomar la decisión acerca de renunciar o no a un empleo es tan fácil o difícil como cada quien lo quiera hacer, de cada uno depende si hace lo fácil que es seguir en lo mismo por el resto de sus vidas, trabajando duro por metas y sueños ajenos sabiendo que tienes todo por hacer los tuyos realidad. Tal vez otros darán el paso hacia el precipicio y volarán, nunca será fácil dar el salto porque no sabemos lo que vendrá, ahora que la única certeza que sí tenemos es de que ya no estaremos volando con alas prestadas, ahora estaremos volando con alas propias, porque nada te llena más de orgullo el corazón que tener y trabajar por lo tuyo.

La decisión acerca de renunciar o no también es una cuestión de sensatez, porque de nada sirve ir por tus sueños cuando ni siquiera sabes cuáles son, de nada sirve pensar que vas a volar si no tienes un norte definido para hacerlo, porque como dicen por ahí “El que no sabe para dónde va cualquier camino le sirve”.

De cada quien depende hasta dónde llegan sus sueños y sus miedos, al final del camino veremos cuál de estos dos ganó la batalla.

Escribiendo desde lo más profundo del mar,

@CangrejoPerez

Entra a ver mis video blogs aquí: Videos de @CangrejoPerez

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

En Facebook: @CangrejoPerez