¿Por qué es tan adictiva La Casa de las Flores?

Comparte este post...
Share on Facebook
Facebook
127Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0

Antes de comenzar a ver La Casa de las Flores tenía mis reservas, escuchaba muchas personas hablando de esta serie, pero creí que era más un tema mediático que cualquier otra cosa.

Fue así como un día decidí ver el tráiler de esta obra de Netflix y quedé completamente enganchado.

El tráiler duraba solo 1 minuto y medio, sin embargo, con lo poco que mostraban ya te dejaba intrigado, ni qué decir con lo que se mostraba de Verónica Castro con una actuación que al parecer era una exageración de todo lo que había hecho anteriormente. 

De todas formas, aunque no se sabía mucho de lo que trataría, lo que sí se veía era la historia de una familia de la alta sociedad mexicana con problemas comunes y corrientes como los que tenemos todos hoy en día.

Tengo que confesar que siempre he tenido cierta fijación con todo lo que tiene que ver con México, desde su comida, su gente y su cultura.

Llegó la hora de ver La Casa de las Flores

Por esos mismos días le había contado a mi pareja acerca de esta producción y no me creía mucho tanta belleza que hablaba. Sin embargo, cuando tuvo la oportunidad de ver las imágenes de los avances de la serie, no tuvo otra opción que quedar a la expectativa de ver una gran producción.

Al día siguiente comenzamos a ver el primer capítulo de La Casa de las Flores, para sorpresa de ambos eran muy cortos, en promedio media hora cada uno.

Efectivamente con cada capítulo estábamos más y más enganchados, era como una droga, no podíamos parar de ver.

Aunque, cuando nos enteramos de que solo había 1 temporada de 13 capítulos decidimos comenzar a racionar la forma en que estábamos viendo la serie, veíamos uno o dos capítulos cada tres días para que esta felicidad no se acabara tan pronto.

Lo que te atrapa en esta serie de Netflix

Lo sorprendente es que la simplicidad de la historia hace que cada persona que ve esta serie se sienta identificada de una u otra forma. 

La historia de una familia, en este caso de un nivel socioeconómico alto no se diferencia en mucho a la historia de las familias de clase media y clase baja de cualquier sociedad.

En todas nuestras familias tenemos historias secretas, algunas otras que nos avergüenzan y unas más que matarían de risa a cualquiera.

La cultura latina es una sola y los personajes como la mamá sobre protectora, el hijo gay, el papá con su amoríos extra matrimoniales o la hermana ponzoñosa y divertida, todos estos personajes que no están lejos de la realidad de nuestras bellas familias latinoamericanas. 

Sin embargo, también diría que cualquier familia del mundo se podría identificar con esta serie, son historias de vida que hacen parte de la cotidianidad de cualquier personaje.

El impecable trabajo de Manolo Caro

La increíble forma en la que Manolo Caro creó estos personajes, llenos de humor y con unos sentimientos que van más allá de la simple historia de novelón mexicano para adentrarse en una historia llena de amor y problemáticas actuales.

La Casa de las Flores trae un mensaje poderoso acerca del valor de la familia, el respeto, la diversidad, el amor y la capacidad de reinventarnos sin importar que las circunstancias nos tengan acorralados contra el abismo. Clic para tuitear

Sin lugar a equivocarme, pienso que esta es una de las mejores series que haya visto, la simplicidad de sus parlamentos y un humor que pasa de la inocencia a lo más oscuro posible.

Muchos vendrán a decir que estoy loco, que hay series mil veces mejor producidas y con argumentos mucho más profundos, estoy parcialmente de acuerdo con ese argumento.

De lo que sí estoy seguro es que los seres humanos amamos las historias simples, fáciles de entender y digerir, amamos reírnos de lo que nos pasa y sobre todo amamos todo con lo cual nos podemos sentir identificados.

Y La Casa de las Flores cumple con todos estos parámetros.

La parte triste de esta historia

La felicidad de la serie no duró mucho, porque como ya te conté, los capítulos son muy cortos y solo son trece.

Cuando terminé de ver la serie me quedó una pequeña tristeza, de no saber si habrá una segunda temporada, ya que por lo que escuché, la señora Verónica Castro no estaría en ella.

Aunque tal vez lo más importante es que Paulina de la Mora (Cecilia Suárez) siga robándose el show con su hablado lento y venenoso.

¿Ya viste La Casa de las Flores? ¿Qué tal te pareció? Déjame un mensaje al final de este post.

Algo que no me gustó mucho de esta obra de Netflix son los últimos tres capítulos de la primera temporada ya que son un tanto discordantes con la continuidad de la serie.

Es como si los primeros diez capítulos hubieran sido escritos por una persona y los últimos tres por otra completamente diferente. No son capítulos malos, pero no son tan buenos como sus antecesores.

Por lo pronto solo nos queda cruzar los dedos para que Netflix invierta en una segunda temporada de esta serie, que el señor Manolo Caro se siga inspirando para que haga una segunda entrega que se robe de nuevo los aplausos y por supuesto, que Paulina de la Mora jamás deje de existir en esta historia.

Lee también: “El éxito de La Casa de Papel

Sígueme en redes sociales:

👉 Facebook
👉 Instagram
👉 Twitter

Canal de YouTube

Hasta un próximo post.

Alejandro Pérez
@CangrejoPerez

Comparte este post...
Share on Facebook
Facebook
127Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0

6 comentarios en “¿Por qué es tan adictiva La Casa de las Flores?

  1. 1. Amo tus post, son tan certeros y sin adornos.
    2. La casa de las flores muestra las historias que hacen falta hoy en dia en la tele, es diferente a lo que llena las franjas de television y se vuelve un escape a tanta novela y seriado repetitivos.
    3. Sabes que el dinero no importa en ti, ni en mi, ni en corazon.
    Saludos!

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.