El éxito de La Casa de Papel – ¿Presión social, exceso de publicidad o es realmente buena?

En las últimas semanas se ha hablado mucho de una serie de Netflix llamada La Casa de Papel. En redes sociales, estaciones de radio, televisión y casi en cualquier medio la gente habla día y noche del mismo tema, por lo cual me di a la tarea de verla.

Era tanto el alboroto que había alrededor de esta serie que la curiosidad pudo más.

Así que un domingo siendo aproximadamente las 8pm encendí la tele y me dispuse a ver la que es la serie más popular del momento. Después de los primeros 15 minutos ya estaba durmiendo, literalmente, la lentitud de la narración y la obviedad de las escenas me hizo dormir casi al instante.

Me sorprendió, ya que rara vez una serie te desengancha tan pronto, casi siempre generan cierto grado de ansiedad en el televidente para que siga con los otros capítulos, sin embargo, este no fue el caso. No me sorprendió que esta serie haya sido emitida en España, su país de origen, sin pena ni gloria.

Cuando me dio por compartir en redes sociales

Luego se me ocurrió la brillante idea de compartir en las historias de mi cuenta de Instagram que no me había gustado la serie, que me había quedado dormido al poco tiempo de comenzar el primer capítulo.

Con lo cual varias personas me escribieron diciendo que le diera otra oportunidad, ya que según ellos, en los capítulos que seguían se ponía mucho mejor.

Fue así como otro domingo muy a las 3pm decido comenzar de nuevo la serie y ver la mayor cantidad de episodios posible. Llegué hasta el cuarto episodio y no pude seguir, de nuevo me tocó batallar varias veces con el sueño y con la tristeza que me producía el ver una serie renombrada y con una historia tan pobre, pero sobre todo tan trillada.

Un asalto que requiere de la astucia de diferentes tipos de criminales, un secuestro masivo, algo que seguramente jamás hemos visto antes en ninguna película o serie. ¡Ajam!

Aunque el tema aquí no es la serie en sí, el tema es lo que ocurre con las tendencias que crean las estrategias de marketing inteligentes y bien ejecutadas.

En los últimos 15 o 20 días podías escuchar en casi todos los programas radiales, programas de TV y prensa escrita, cualquier cantidad de comentarios de personas que decían estar enloquecidas y enganchadas con La Casa de Papel.

Una campaña que sirvió para poner a todo el mundo a hablar de ello y así lograr que muchos incautos llegaran a la serie de una forma u otra.

Al crearse una tendencia como estas las personas comienzan a hablar de la serie en todos lados, lugares de trabajo, con sus familiares y amigos.

Es casi una obligación saber de qué están hablando las masas, todo ello para no sentirse excluidos ni relegados de conversaciones y los grupos que frecuentan.

Con esto no digo que La Casa de Papel no logre enganchar a cierto público, pero la verdad desde mi punto de vista no tiene la calidad que puede tener otra serie como Game of Thrones que, aunque tampoco me gustó, tengo que aceptar que tiene una línea argumental y producción extraordinarias.

A lo que me refiero en este post es a lo que ocurre en muchos casos, nos dejamos llevar por la corriente, por lo que dicen las masas.

Para crear una tendencia solo necesita dinero

Las campañas de publicidad y las grandes sumas de dinero que mueven las empresas, pueden convertir en grandes tendencias a cualquiera, desde cantantes de reguetón, vallenato, productos y mucho más. Y de esto no se libran ni las series.

Esos son los efectos y excelentes resultados de muy buenas aunque no sé si muy éticas campañas de marketing.

Otro fenómeno que me pareció increíble es que las personas se sienten tan enganchadas con ciertos productos como La Casa de Papel (no importa si es por un tema de publicidad o un enganche natural) que están dispuestas a insultar y pasar por encima de cualquiera que no esté de acuerdo con ellos.

El marketing y la publicidad están metidos en todas partes, se los digo yo, desde campañas políticas, productos de belleza y mucho más. Aunque algunos digan que la política no se puede ver como un producto, allí es donde existen más estrategias para ganar la atención de los votantes, en su mayoría muy sucias porque juegan con el miedo de la gente.

Pero no podemos dejarnos llevar por la efervescencia de la pasión y el fanatismo, ante todo el respeto por los gustos y las preferencias de cada quien.

Tal vez a mí La Casa de Papel me pareció una serie del montón y a usted le encante, tal vez no estemos de acuerdo en votar por el mismo candidato a la Presidencia.

Sin embargo, ya es hora de comenzar a respetar la opinión de los demás, comencemos a dar argumentos a la hora de criticar algo o alguien. El insulto como base para defender una posición solo demuestra la ignorancia de quien profesa el insulto.

Y como lo dije en mi cuenta de Twitter:

Moraleja Cangrejiana: es hora de cambiar el concepto de tolerancia y más bien utilizar la palabra respeto, quien tolera simplemente está soportando una situación o una persona, quien respeta comprende que cada quien tiene el derecho y la libertad de opinar con argumentos, votar por quien mejor le parezca, creer en lo que se le antoja sin miedo al rechazo y amar a quien se le dé la gana sin ser señalado.

Lee también: “Ser demasiado bueno no enamora

Hasta un próximo post.

Alejandro Pérez
@CangrejoPerez

Conoce mi canal de YouTube, un espacio para creer y crecer.

13 comentarios en “El éxito de La Casa de Papel – ¿Presión social, exceso de publicidad o es realmente buena?

  1. Vi la serie cuando aún no había tanto alboroto por ella, eso sí, por recomendación de alguien más, los primeros minutos si los considere un poco lentos, de hecho me atrevería a decir que todo el primer capítulo, pero luego me fui enganchando con la historia, sin embargo creo que su éxito aparte del marketing radica también en lo poco producida que está, los personajes tienen diálogos aveces muy normales, errores, y hay muchas cosas que es fácil predecir, además que es bastante corta, y creo que aveces el público necesita un poco de eso, “algo que no te haga pensar mucho” y mezclado con una historia “ingeniosa” más buena publicidad, boom, éxito. Sin embargo no le encuentro sentido a discutir o insultar a alguien solo por defender una serie cuando hay un mundo de posibilidades por ver para que cada quien elija.

  2. Afortunadamente me enganché con la serie antes del boom mediático, por lo cual la ví sin prevención alguna, y así, sin ninguna expectativa por delante, me fuí sumergiendo hasta el punto de decir que La casa de papel es una serie interesante, emocionante e ingeniosa en algunos aspectos; no es perfecta (porque nada lo es) pero si me pareció muy buena, con algunos personajes muy bien concebidos e interpretados y algunas escenas en las que en serio no se sabe que va a pasar.
    Eso de que el mundo en realidad no se divide en “buenos” y “malos” como lo dicen los medios o quien sea, es algo que siempre he pensado y que es el tema central de la historia.
    Y en cuanto a lo de la “lentitud” inicial en la narración, me pasó lo mismo con los primeros 15 o 20 minutos de El club de la pelea (Fight Club) y eso no evitó que descubriera lo estupenda que es y que se convirtiera en una de mis películas favoritas.
    Finalmente, para gustos los colores.

  3. Ale vi tus historias en Instagram cuando decías que no te gustaba y me sentí plenamente identificada contigo. Te amo Cangre.

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.