Concierto de Bruno Mars, talento puro

Comparte este post...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin

El día 5 de diciembre se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá el concierto de Bruno Mars, un concierto que prometía ser de los mejores del año y cuyas entradas se vendieron en pocas horas desde que salió a la venta. 

La expectativa era grande y el estadio El Campín estaba a reventar para ver a uno de los artistas más talentosos del momento. El grupo telonero no fue local pero sí fue una banda internacional llamada DNCE, que tal vez no sea muy conocida por sí misma pero que cuenta con uno de los Jonas Brothers y eso digamos que les ayudó mucho para darse a conocer.

Pero los teloneros no defraudaron, hicieron un show modesto con una gran energía por parte de sus integrantes, con canciones vibrantes aunque otras no tanto, sin embargo, fueron una buena antesala para lo que se venía.

Ya estaba todo listo para que saliera Bruno Mars y el escenario no se veía como acostumbramos verlo cuando llega un artista de talla mundial, más bien se veía un poco vacío y un par de pantallas a los lados, nada del otro mundo.

Pero todo tenía una razón de ser, y es que cuando hay talento no es necesario llenar el escenario de decoración, Mars salió a escena e inmediatamente el público se estremeció con sus canciones y sus bailes.

Lee también: “¿Vale la pena comprar el iPhone X?

Su vestuario, pantaloneta, camiseta, gorra y tenis, la simpleza de lo justo. Él sabía que no necesitaba más para dar uno de los mejores shows que se han visto en los últimos años en la Capital.

Talento Puro

Llamaban la atención los integrantes de la banda que eran hombres en su mayoría de contextura gruesa y se veían de lo más normal y humanos, pero que cuando cantaban y bailaban encendían el estadio con sus voces y sus pasos.

Aquí se comprueba que cuando prevalece el talento, la imagen pasa a un segundo plano. No es sino ver a muchos artistas hoy en día que se preocupan más por su figura y lo que llevan puesto para compensar así la falta de voz o de motricidad al bailar, no quiero hablar de ningún caso en particular, pero todos conocemos uno que otro por ahí.

Bueno, pero cuando Brunito comienza a bailar y cantar enloquece a todo el público, lo que le falta en estatura le sobra en talento, pero por montones, un artista único que hace que un show se concentre en lo que mejor deberían hacer todos los artistas que se suben a un escenario como estos, bailar y cantar.

De resaltar también las luces encima del escenario que se movían con una sincronía perfecta, los juegos pirotécnicos que estallaban y emocionaban a la gente y el buen comportamiento del público que mostró su calidez a este gran artista y su banda.

Esperemos que se den muchos más conciertos de esta talla en nuestro país, pero sobre todo que venga pronto Adele a encantarnos con su gran voz.

Alejandro Pérez

Comparte este post...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.