Cuando no hay química en la cama

Las relaciones amorosas de hoy en día son de poner y quitar, para los que no entienden este dicho les cuento que es algo así como que duran muy poco tiempo.

La mayoría de las relaciones terminan por falta de química o exceso de cachos, pero lo más grave es cuando terminan porque no hay química en la cama. 

Por ello, ahora analizaré la forma en la que el sexo es la base y el futuro de cualquier relación de pareja, porque si no funciona en la cama, no funciona nada. 

De pequeños veíamos esas lindas historias de Disney en las cuales las princesas y los príncipes se enamoraban perdidamente de una forma cursi y romanticona.

Todas las niñas soñaban con ser princesas (algunos niños también), mientras que los niños preferían ser Batman o cualquier otro superhéroe de esos de ficción. 

Ambos casos coinciden en algo, esos personajes se veían muy enamorados pero jamás se les veía teniendo sexo.

De allí nace de que los sentimientos están por encima de cualquier cosa, cuando no es cierto, por encima de todos los sentimientos está lo que ocurre en la cama. 

Sí, dejémonos de cuentos, la verdad sea dicha, el sexo mueve este mundo, pues nada ni nadie existiría si no existiera el sexo.

Por ejemplo, usted no estaría leyendo este artículo, porque sus padres no lo habrían podido tener a punta de sentimientos.

El sexo es la base de cualquier relación de pareja, porque si el sexo es malo, la relación es mala, o por lo menos es una relación a medias.

Si no hay sexo no son amantes, son amigos. 

Si el sexo es la base de cualquier relación amorosa, entonces el nivel de química en la cama será indispensable para que la relación funcione bien.

Supongamos que usted comienza a salir con alguien, salen 1, 2, 3, o 100 veces, la química es mucha, se entienden perfectamente hablando, bailan de una forma increíble, tienen los mismos gustos por el cine, la comida y el trago, mejor dicho, son el uno para el otro, pero no han tenido sexo.

Llega ese día en el que usted sabe que va como res pal’ matadero, sabe que lo que va a pasar, no hay de otra. 

Usted se arregla como si fuera para la entrega de los premios Oscar, se baña, loción, perfume, ropa perfecta, boca impecable.

En fin, hace todas esas cosas que no tiene en cuenta todos los días, solo porque sabe que de hoy no pasa, hay sexo o hay sexo. 

Llega a la casa de su pareja, le abren la puerta, nota que esa persona también hizo ritual pendejo para verse más impecable de lo que realmente es.

Se acomoda en un sillón, charlan un rato como para disimular las ganas que se tienen, pasan por fin a la habitación.

Cuando terminan de tener relaciones usted queda con una cara como de “¿Qué pasó aquí?”.

Tal vez se llevó la terrible sorpresa de que con esa persona no hay para nada química en la cama. 

Ahora, después de esto, usted: 

a. Pide repetir para comprobar si es o no tan mal polvo como parece. 

b. Se viste para no tener que volver a pasar por ese mismo desastre, pero le da otra oportunidad en el futuro. 

c. Sale corriendo. 

d. Decide mejor irse para un convento o seminario porque prefiere vestir santos. 

No sé cual sea su respuesta, pero yo le tengo una solución muy clara, no intente la opción a. porque es muy probable que sea igual de mala o peor que la anterior.

Mejor dele otra oportunidad en el futuro, y de pronto las cosas funcionan mejor.

Aunque existen personas que son tan desastrosas en la cama que lo dejan al borde de tomar la opción d.

Si toma la decisión c, tenga en cuenta de no salir empelota y no tirarse por una ventana, las consecuencias pueden ser desastrosas. 

¿Usted seguiría saliendo con una persona con quien no se entiende para nada en la cama?

Siendo así, no entiendo cómo hay parejas que hoy en día sobreviven sabiendo que no funcionan en la cama.

Eso ocurría en los años a principios del siglo XX, en la época en la que se arreglaban matrimonios y las personas se tenían que aguantar una pareja que no habían escogido.

Pero, que hoy en día una persona se tenga que aguantar una relación con mal sexo, o en otros casos, sexo nulo, no tiene razón de ser. 

La cama es el lugar en el cual se arreglan hasta los peores problemas de una pareja, no se mienta, la cama dice mucho más de lo que usted cree.

Tal vez por eso es que hoy en día las relaciones no duran, porque hoy en día usted tiene la oportunidad de escoger, y sobre todo, de probar antes de meter la pata. 

Lee también: “25 cosas que no debes hacer en la cama” 

Moraleja Cangrejiana: No hay mal catre que dure cien años, ni pendejo que lo resista. 

Alejandro Pérez
@CangrejoPerez

Lee también: “El olvido también es una respuesta

Sígueme en redes sociales:

Instagram
Twitter
Facebook

Conoce aquí y suscríbete a mi canal de YouTube

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.