¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?

Casi toda la vida me he hecho esta pregunta porque siempre he considerado que hay personas que son demasiado buenas y les pasan cosas malas, por otro lado ve uno personajes que son bien malos y tienen vidas maravillosas, aparentemente maravillosa más bien.

Es probable que después de leer el título te suene un tanto conocido, quiero decirte que así se llama un libro que ha sido exitoso en Colombia. Un libro que comencé a leer hace algunos años y jamás terminé por cuestiones de la vida.

Volvamos al tema principal, por qué le pasan cosas malas a personas que no le hacen daño a nadie, es como si a veces el ser bueno tuviera consecuencias, consecuencias que en muchos casos terminan siendo un problema.

Bueno, para efecto de este post definamos quién es bueno y quién es malo, desde mi punto de vista que es mucho más que subjetivo, no a razón de juzgar a nadie, más bien para que entendamos en qué términos estamos hablando aquí. Para mí una persona buena es aquella que vive conforme a sus principios y valores, además de esto vive sin hacer daño intencional a otros seres humanos, animales o cualquier otro ser vivo.

Siendo así, muchos seres humanos se pueden considerar como buenos y tengo la plena certeza de que somos la mayoría de los que vivimos en este planeta. Sin embargo, hay personas que pasan por grandes problemas como la muerte de un ser querido, la desilusión de un mal amor, problemas económicos o todas las anteriores juntas.

¿Pero, por qué pasa esto?

Tengo la plena certeza de que la vida no pone pruebas que uno no pueda superar y esas pruebas vienen solo para hacernos más fuertes, para dar lecciones que de cualquier otra forma no podríamos recibir.

Por ejemplo, hay gente que piensa que el final de una relación es el final de sus vidas, porque sienten un apego tan fuerte a la otra persona que no conciben estar en este planeta sin ella.

Sin embargo, con el tiempo entienden que pueden sobrevivir a eso y mucho más, esa fue simplemente una lección para prepararlos, es probable que en una próxima relación no vuelvan a cometer los mismos errores, o no se dejen enredar tan fácil como les ocurrió antes.

Si comenzamos a ver lo bueno que hay en lo malo nos ocurre entendemos no todo es tan grave como parece, las más grandes enseñanzas que da la vida vienen de lo malo que nos pasa, lo bueno se disfruta en el instante, pero la lección no queda tatuada como las cicatrices que dejan las heridas de los momentos dolorosos. ¿Es o no es así?

Cada momento es tan bueno o tan malo como queramos, si quisiéramos hasta la más mínima discusión podría ser el drama más grande de nuestras vidas, o también podría ser vista como un paso más hacia convertirte en una persona que sabe sobrellevar las situaciones difíciles que pone la vida.

Lee también: “El olvido también es una respuesta”

Cada ser humano funciona de una forma diferente, algunos somos más dramáticos que otros, algunos más importaculistas que el resto, y otros más son personas que aprendieron a entender que esto es como una montaña rusa, tiene momentos de subida que son esos en los cuales todo parece salir muy bien y otros momentos en los cuales pareciera que nada funciona.

Sin embargo, es necesario aprender a sobrellevar cada instante, con sus alegrías y sus angustias, entender que nadie tiene una vida perfecta y que por más que lo intentemos será casi imposible que todo funcione como deseamos.

Aprende de las lecciones que da la vida, no permitas que te ocurra una y otra vez lo mismo, quien olvida las enseñanzas que aprendió en los momentos difíciles está condenado a caer una y otra vez en el mismo error.

Ahora, que por qué hay personas malas a quienes aparentemente no les pasa nada malo, pues simplemente porque todo lo malo les ocurre a diario, cada quien proyecta lo que lleva dentro. Si son tan malos es porque muchas cosas malas les han debido ocurrir antes o les ocurre a diario, el problema es que entienden mal la lección, creen que ese mal que les hicieron lo deben multiplicar en lugar de aprender que la vida todo lo devuelve, todo, lo bueno y lo malo.

¿Has escuchado hablar del Karma? Tarde o temprano cada quien recibe lo que se merece, en esta vida o en la otra, que de eso no quepa la menor duda.

Aquí no se trata de ser bueno o ser malo para que todo sea un lecho de rosas o un completo infierno, a veces a las mejores personas les pasan cosas malas porque las alista para lo bueno que viene, para que aprendan a elegir mejor en el futuro, para que aprendan que todo en esta vida es pasajero, porque tarde o temprano las tristezas y el dolor también pasarán.

Moraleja Cangrejiana: si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada, como decía la canción. Que cada experiencia te lleve a sacar lo bueno, cada situación difícil trae una lección, aprende a reconocer esa lección por más difícil que parezca. Vas a crecer lo que nunca habías crecido y aprenderás lo que jamás creíste aprender, encontrar felicidad y tranquilidad en cada instante.

Alejandro Pérez

Conoce mi canal de YouTube aquí

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.