Esa mala costumbre de enamorarse

Cómo evitar enamorarse de quien no se debe, pero es inevitable que cada vez que uno se enamora cree que esa persona sí es, cree que le van a bajar el cielo y las estrellas y sobre todo cree que esa relación durará por siempre, aunque solo sea un pajazo mental que se echa cada quien para tener una esperanza de no quedar solo en esta vida.

Si uno se pone a ver en su grupo de amigos o conocidos siempre tendrá cerca alguien que se enamora fácilmente, esa persona que siempre está emparejada y que cada vez que aparece nos dice algo como que esta vez sí es definitivo porque ahora sí es amor de verdad-verdad, porque todas las parejas anteriores habían sido solo errores que se debían cometer para llegar a la persona indicada, patrañas.

Lo que pasa es que los seres humanos vivimos con una constante necesidad de sentirnos ligados con algo o alguien, es mucho más fácil sentirse ligado con alguien porque de esta forma se asegura la satisfacción de algunas necesidades básicas: afecto, sexo, compromiso, etc., cosas que no se encuentran fácilmente en lo material como un auto, una casa o dinero, estas vainas pueden traer una felicidad relativa pero jamás llenarán.

Es necesario reconocer que algunas personas son mucho más proclives a meterse en una relación tras otra en busca de algo que difícilmente encontrará, llámese esto amor, compromiso, afecto, como cada quien lo quiera llamar. Una persona que está buscando constantemente afecto es porque quiere llenar vacíos internos, esto se debe a que el afecto por sí mismos es tan bajo que necesitan camuflarlo teniendo al lado a alguien más que les haga creer lo que ni ellos mismos se creen.

Vamos un poco más allá, siempre será mejor tener alguien al lado con quien compartir las alegrías y tristezas de la vida, y esto nos pasa a todos, aunque uno quiera llevar como bandera la soltería toda la vida, tarde o temprano le entran las ganas de estar con alguien. El grave problema aquí es saber cuándo llegará ese alguien, cómo reconocer que es la persona indicada, qué hacer cuando llegue ese personaje y dónde debe dejar uno el orgullo para reconocer que ya es hora de echarse la soga al cuello.

Son muchas las personas que llegan a su vida con diferentes intenciones, unas buenas, otras no tanto y otras que simplemente lo dejan con ganas de no volverse a enamorar jamás, pero está precisamente allí la clave de reconocer quién es esa persona. Uno no se puede dejar llevar por las primeras impresiones, es mejor darse un tiempo para conocer bien aquel personaje, no vaya a ser que termine llevándose una que otra sorpresita por allí.

Siempre he sido un convencido que cada quien sabe cuándo llega la persona que es, porque todas las demás veces lo que pasa es que uno mismo se convence que esas otras personas son las correctas, cuando está completamente seguro de que no lo es; igual cada quien se termina estrellando contra el mundo y aprende, aprende que es mejor no andar enredando sentimientos con cualquiera por ahí.

Lee también: “La fidelidad no existe

Moraleja Cangrejiana: al fin y al cabo enamorarse es una mala costumbre que tenemos los seres humanos, algunos acostumbran equivocarse más que otros, pero en últimas nadie sabe para dónde lo lleva la vida en cuestiones del amor, así que lo mejor es esperar con paciencia, porque al que le van a dar le guardan y si está frío se lo calientan.

Alejandro Pérez

@CangrejoPerez

Te invito a conocer aquí mi canal de YouTube. 🙂

9 comentarios en “Esa mala costumbre de enamorarse”

  1. Muy buen articulo, a veces es necesario experimentar y enamorarse varias veces asi sea que tengamos una mala experiencia y el dolor que esta nos cause nos de miedo intentarlo nuevamente creo que hay que insistir porque no existe un manual que nos muestre cuando llega la persona indicada pero, en eso estoy de acuerdo con el cangrejo en la misma forma en que uno se conoce también así sabe cuando llega alguien con quien vale la pena jugársela

  2. Yo no tengo esa mala costumbre, porqué desde muy joven sé que el amor es una de las patrañas más grandes. Nadie ama a nadie, dice efrain mejía que las marmotas masculinas necesitan el sexo para combatir su insignificancia y las marmotas femeninas usan el sexo para tener un espacio en la realidad masculina porque son incapaces de tener una realidad propia y unidimensional. Los mamíferos solo dicen amor para conseguir follar y justificarse y las hembras se preparan ante el espejo para salir y ofrecerse al mejor postor.

  3. mejor sola q mal acompañada!
    puedo compartir con mis amigos y no hay un tipo q me joda la vida!
    0 celos!
    prefiero esperar, primero me preparo intelectual y profesionalmente y luego si!
    gracias Cangrejito!

  4. La mala costumbre de enamorarme de quien no debo es constante en mi, ahora prefiero la bandera de la solteria mientras me pasa la “tusa” por haber tomado una mala decisión y andar por ahí compartiendo sentimientos con quien no debia. Creo q soy de las q piensa q debo chocarme contra el mundo para aprender, ojala y despues de tantos golpes por fin aprenda y sepa cuando llegue la “persona ideal” (si es q la hay)…
    Te felicito por el blog, excelentes articulos 😉 …

  5. Enamorarse de quien no se debe ,es uno de los peores errores que se comete y lo peor es cuando es recurrente . Amo estar soltera y conocer personas , siempre con cuidado , no falta el lobo vestido de oveja …

    Ya me he llevado varias decepciones amorosas , por eso es mejor estar tranquila y equilibrio , el amor me sabe a cacho , literal!

  6. Juajuajua para mi amado ex, que cree que todos somos como el en cuestión de amor… Y finalmente siempre lo tiene de excusa y pañuelito… Crecer y saber que el amor nos hace felices y libres, no prisioneros de las amarguras de otro loko por ahí… Jijiji

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.