Cuando es tiempo de volar

Se te va la vida aplazando planes porque esa es la naturaleza humana, esperas tener una mejor posición económica, tener un empleo seguro, una pareja estable, te la pasas esperando el momento perfecto para comenzar a hacer realidad los sueños, o por lo menos para comenzar a luchar por ellos.

No te culpes porque te enseñaron a buscar una zona de confort de la cual difícilmente puedes salir, es como si padres, abuelos y demás familiares te dieran a entender que lo ideal es tener un puesto en una gran y reconocida empresa, con un contrato a término indefinido, muchas veces sin importar que te quedes para siempre en el mismo cargo, con tal de tener la seguridad y estabilidad de recibir un sueldo, por más triste que este sea.

Porque

Todo hay que decirlo, en muchos casos la necesidad hace que llegues a ese punto, por ejemplo, cuando hay hijos, y ellos se convierten en prioridad, piensas en darles un techo, educación y comida. También está el caso de quienes ayudan a sus padres o algún familiar que los necesita. Claramente no te puedes hacer el de la vista gorda y es indispensable traer comida a casa, aunque estés literalmente partiéndote el lomo.

Pero hablemos de los casos en los que no hay tales obligaciones, cuando estás en plena libertad y capacidad de hacer lo que se te antoje, pero te pones mil excusas para no hacerlo. En este tipo de situaciones es triste ver cómo prefieres quedarte en el lugar de siempre por el simple hecho de tener una estabilidad, que para lo único que te sirve es para dejar los sueños atrás, para acabar con cualquier posibilidad de ser alguien y brillar.

¿Y tus sueños?

Es común ver algunos que van por la vida llenos de sueños, se la pasan pensando en los lugares que quieren conocer, soñando con el negocio que quisieran montar, haciendo cientos y cientos de planes que se quedan en eso, en simples planes que jamás se hacen realidad.

Te la pasas soñando y eso está muy bien, pero llega el momento en el que te hastías de tanto soñar sin hacer nada al respecto, o simplemente aprendes muy bien el discurso que le echas a los demás, pero que no tiene ninguna validez, porque sabes que te quedas quieto, sientes que nunca vas a lograr hacer lo que amarías hacer.

Hasta que llega ese momento de volar, de hacer y dejar de pensar tanto, arrancar no es fácil pero cuando pones el pie en el acelerador no hay nada que te detenga. Es hora de dejar a un lado esas viejas creencias acerca del hacer lo que debes y no lo que realmente quieres, ir en contra de la corriente, en muchos casos, es lo que realmente deberías estar haciendo.

Nadie nunca se pondrá en tus zapatos para darte esa patada que necesitas para reaccionar, aunque también es cierto que la vida misma se encarga muchas veces de empujarte sin piedad al precipicio, pero no precisamente para acabarte, sino para que aprendas a volar.

Lee también: “6 Propósitos de Año Nuevo que te ayudarán a ser feliz”

No todo es tan malo como parece

A veces crees que situaciones adversas como perder un empleo o una pareja son castigos de la vida, cuando puede ser todo lo contrario, tal vez la vida te está mostrando que el camino no es hacer plata para otros, sino hacerla para ti mismo, o simplemente es mejor estar solo que mal acompañado.

También ocurre a veces que es peor tener un contrato a término indefinido en esa empresa que muestra tanta solidez, porque te dejan ciego, no te permite ver que puedes estar haciendo otras cosas fuera de allí. De vez en cuando es bueno plantear si una renuncia puede ayudarte a desplegar tus alas, porque en ese caso estarás mucho más cerca de llegar a donde siempre has querido, donde te sentirás pleno aunque no te hagas millonario de un día para otro, pero sabiendo que estás trabajando por y para lo que amas.

Moraleja Cangrejiana: la felicidad no está en la plata que puedas acumular, la verdadera felicidad está en hacer lo que te apasiona sin importar si se te vas de jeta contra el mundo, igual hay golpes placenteros, sobre todo cuando sabes que estás haciendo las cosas por ti mismo y no por lo que casi te obligan o sugieren los demás.

Alejandro Pérez
@CangrejoPerez

Conoce aquí mi canal de YouTube, tengo videos que te enseñarán a desplegar tus alas y volar.

15 comentarios en “Cuando es tiempo de volar”

  1. De verdad me inspiraste con tu articulo @cangrejo, tal vez yo toda la vida le he dado vueltas, que dicen popularmente a lanzarme en primera fila a conseguir lo que siempre he querido, y tal cual Dios me creo, eso todo el paquete completo lo genial y lo no tanto, soy una soñadora empedernida yme he soñado medio mundo mas sin embargo solo estaba en mis sueños, pero gracias por recordarme que muchos pueden decirte no podras pero solo pocas personas te iluminaran el caminito que vas creando tu mismo hacia la vida que te llena todo cuerpo, mente y el alma. Rojo pasion para enomorarme mas de esta vida, Gracias por inspirarme.

  2. Felicitaciones por el comentario, yo sali de mi zona de confort y empece a volar hace un año, lo deje todo, vendi todo y emprendi mi vuelo. Me siento tranquila, decidida, confiada en mi misma. Volveria a volar mil veces mas, pues gracias a esta experiencia y tiempo para mi, aprendi a conocerme a sorprenderme a mi misma y a valorar cada segundo vivido.

  3. Wow gracias por esas palabras. De verdad que cada día más me motivo a no permitir que mi vida sea la acumulación de decisiones de otros, la acumulación de sueños que nunca hice de: que pasaria si. Concurdo en todo, a la final eres tu quien vive con o sin dinero y si igual tienes que buscar dinero para estar estable económicamente hablando porque no ganarlo haciendo algo que te llena, que te motiva a despertar todos los días, haciendo algo con lo cual puedas gozarte hasta loa errores, los tropiezos las caídas, que disfrute esas cosas cuando haces lo que te apasiona, cuando descubres tu razón de ser.

  4. Que rico empezar el día, leyendo un artículo como este. Saber que existe mil posibilidades de ser feliz y crecer personal, profesional y espiritualmente. Bendiciones Cangrejito, siempre siguiendo tus notas. :*

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.