6 Propósitos de Año Nuevo que te ayudarán a ser feliz

Comparte este post...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin

Todos los años por estas épocas comienzan a rondar los compromisos, propósitos y promesas para el año que viene. Es como si se acabara el año y aún tenemos mucho por hacer, luego se junta con las nuevas metas y no sabemos dónde comenzar.

Viajes, bajar de peso, aprender a tocar guitarra, tomar clases de inglés, una cantidad infinita de propósitos que aparecen como prioritarios, pareciera que todos los años tenemos muchas tareas pendientes que no sabemos llevar a cabo, porque olvidamos lo más importante, ocuparnos de nosotros mismos.

Para poder alcanzar tus metas necesitas primero sentirte bien contigo mismo, tener tranquilidad y alejarte de la ansiedad y la depresión, eso hará que sea mucho más fácil alcanzar tus objetivos y sobre todo, te ayudará a disfrutar mucho más de ellos.

Es por esto que traigo seis propósitos que te ayudarán a estar mejor preparado para alcanzar cualquier meta u objetivo que te propongas. Si quieres tener la mente libre de angustias, el cuerpo libre de agentes tóxicos y el espíritu lleno de fe, entonces estos consejos te ayudarán a lograrlo.

1. Aprende a perdonarte

Cuando hablamos de perdón comúnmente pensamos en perdonar a otros, casi siempre miramos hacia el exterior buscando a quién perdonar. Sin embargo, olvidamos lo más importante que es perdonarnos a nosotros mismos.

Cada vez que entramos en una discusión o disputa con otras personas se debe a que hay algo por resolver, en muchos casos el tema a resolver no está solamente en los demás, sino que también está en nosotros mismos.

Hacerte el de la vista gorda cuando sabes que hay temas pendientes a nivel interno no servirá de nada, así que manos a la obra.

Comienza haciendo un listado de cada uno de los temas por los cuales crees que debes perdonarte, tal vez aparezcan algunos que creías superados, pero te das cuenta que aún es necesario atenderlos.

Recuerda que no se trata de culparte por lo que pasó, simplemente comienza a revisar cada tema pendiente y reconoce hasta qué punto te afecta y hasta dónde fuiste responsable o no. Encuentra las posibles formas de sanar, descríbelas al mayor detalle y toma acción.

Hay una técnica que me ha funcionado muy bien para ello que se llama Mindfulness, en un próximo artículo te hablaré de ella pero mientras tanto puedes investigar por Internet, hay mucha información.

2. Ocúpate de lo importante

Cuando escucho a una persona decir que nada le sale bien en la vida, me queda claro que hay algo que no está haciendo del todo bien, ocuparse primero de lo importante.

La mayoría de nosotros va por ahí haciendo siempre lo que toca hacer al instante, responder un correo, asistir a cuanto evento le invitan, estar pendiente 24/7 de lo que ocurre en su trabajo y resolver todos los temas que este requiera, etc.

En fin, son muchas las actividades que se llevan nuestra energía a diario, actividades que en la mayoría de los casos no generan valor para alcanzar los objetivos que tenemos.

De nada sirve ser el mejor en tu trabajo si para ello debes descuidar tu salud, tu familia o tu pareja.

Define qué es lo importante en tu vida ahora mismo, tal vez lo más importante sí sea tu trabajo, o tal vez requieras dedicar un poco más de tiempo a mejorar tu relación de pareja, o tal vez sea tu salud la que ya te está pasando cuentas.

Cuando tengas claras tus prioridades vas a tener claro también lo más importante para ti, ocúpate de ello y vas a ver cómo cada tema pendiente comienza a solucionarse.

3. Bájale a las redes sociales

Una de las principales fuentes de depresión y baja autoestima hoy en día son las redes sociales. Las personas se la pasan más tiempo viendo lo que hacen y tienen los demás en lugar de ocuparse de sus propias vidas.

Conozco más de un personaje que se la pasa todo el día en Instagram admirando o envidiando lo que andan haciendo sus amigos y los famosos que sigue, creando un modelo de vida irreal, porque en un 95% de los casos las personas en redes sociales muestran vidas que no tienen.

Aunque aquí no importa si lo que ves en redes sociales es real o no, lo que de verdad debería preocuparte es el tener una vida que merezca ser contada, disfrutada y amada, en lugar de andar pendiente de lo que hacen y dejan de hacer otros.

Lee También: “7 propósitos para el año nuevo que todos hacen pero pocos cumplirán”

4. Quiérete sin importar lo que digan los demás

Puede sonar trillado, lo sé. Sin embargo, tenía que poner este punto porque últimamente ha sido una linda lección que me ha dado la vida.

Durante este año recibí ataques muy fuertes de personas desconocidas, conocidas y hasta de personas amadas, ataques que en muchos casos pretendían acabar con mi tranquilidad y mi autoestima. Tengo que admitir que algunos por poco logran sacarme de los cabales y dañaron mi tranquilidad por algunas horas o días.

Pero con el pasar del tiempo aprendes a entender que las personas muchas veces critican lo que ellas piensan de ti, no lo que eres realmente.

Me explico.

Una persona puede pensar que eres creído, egoísta y narcisista, pero eso es lo que esa persona piensa, no necesariamente es verdad, es la percepción que tiene de ti ese personaje.

Puede ser que en lugar de ello seas una persona tímida, que teme ser rechazada y por ello no te comunicas de una forma efectiva con los demás.

Otra de las razones por las cuales no te debe importar lo que digan otros es porque las personas regularmente rechazan lo diferente o lo que ellas quieren ser. Es muy probable que si alguien te critica constantemente es porque quisiera ser como tú, así que en lugar de entristecer por ello más bien deberías estar orgulloso de ser quien eres. Como decía un comercial de tele, “¿Envidia? Es mejor despertarla que sentirla”.

5. Aprecia los momentos al lado de las personas que amas

Nunca sabes hasta cuándo vas a tener a las personas que amas a tu lado, hoy pueden estar, pero tal vez mañana no tengas la oportunidad de hablar con ellas.

Que no se te vaya la vida ocupándote de cosas que no valen tu tiempo, saca al menos 10 minutos al día para preguntar cómo están los tuyos, esos que siempre están allí para ti. Que no se te haga tarde para estar pendiente de quienes realmente importan.

Un abrazo o un simple mensaje de Whatsapp de un ser querido puede mejorar tu estado de ánimo sustancialmente en un momento difícil.

6. Come mejor

Muchas personas creen que la comida no tiene influencia en el estado de ánimo ni en las relaciones interpersonales, sin embargo, hay ciertos agentes que hacen muchísimo daño a tu cuerpo y tu cabeza.

Cuestiones como ingerir grandes cantidades de azúcar sin siquiera saber que lo estás haciendo. Por ejemplo, hay personas que piensan que los tés que vienen embotellados son sanos y tienen un bajo nivel de azúcar cuando pueden ser más perjudiciales que las mismas gaseosas.

El tema con el azúcar es que genera depresión y ansiedad a corto y mediano plazo, si no me crees recuerda esto la próxima vez que tomes una gaseosa, un jugo de naranja o un té de esos que vienen envasados, te darás cuenta a la media o 1 hora de las consecuencias que trae.

Hay gente que no verifica la calidad de los alimentos que están ingiriendo y muchas veces se deja llevar solo por la publicidad, grave error, porque las empresas nos venden como sanos muchos alimentos que son perjudiciales para la salud.

Otra de las recomendaciones que te hago es que pienses en el vegetarianismo, yo le tenía mucho miedo a este tema, pero ya llevo seis meses como vegetariano y siento que mi cuerpo y mi cerebro están mucho más activos y sanos que antes.

Ten en cuenta

Eso sí, si eliges convertirte al vegetarianismo busca antes un nutricionista para que te guíe, sobre todo por el tema del consumo de proteínas y vitaminas, ya que es probable que requieras algún tipo de suplemento por lo menos de vitamina B12.

Las tres principales ventajas que encuentro en el vegetarianismo son: la salud, ya que si padeces gastritis o sufres del colón mejorarás radicalmente, varías mucho más el consumo de alimentos ya que hay una gran variedad de platos que no te imaginas y son deliciosos, y por último, proteges a los animales que en su mayoría son sacrificados de formas crueles.

Por lo pronto estos son algunos de los propósitos que te sugiero para el Año Nuevo, déjame un comentario aquí abajo y cuéntame qué otros propósitos crees que deberíamos implementar para mejorar nuestra vida, encontrar tranquilidad y por qué no, propósitos para ser felices todo el año que viene.

Un abrazo desde la superficie del mar.

¡Feliz y próspero 2018!

Alejandro Pérez

@CangrejoPerez

Te invito a conocer mi canal de YouTube aquí, tengo video geniales que estoy seguro te encantarán

Comparte este post...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin

Tus comentarios son el motor de este blog :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.