5 tipos de personas que no soporto

PicsArt_05-11-08.02.14En este mundo hay muchos tipos de personas que cada quien no soporta, hay grandes motivos por los cuales a veces la paciencia no logra alcanzar los niveles que quisiéramos y simplemente dejamos que los impulsos nos lleven a alejarnos de ciertos personajes con características bien particulares y jartas que pueden llegar a sacarnos de quicio.

Claro está que nadie es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, pero también es claro que hay unos personajes que se hacen coger pereza con cierta facilidad, hay formas de ser que son irritantes o que simplemente no aportan nada ni a este mundo ni a nadie que les rodea, más bien son personajes que roban energía, que agotan la paciencia de quienes les rodean. Así que comencemos con esto.

1. Los que no cumplen su palabra

Confiar en las personas es algo que debemos hacer en algún momento de la vida, para unos es más difícil que para otros, porque la vida va enseñando a golpes que no todas las personas son de confiar, es más, muy pocas lo merecen.

Es así como muchos personajes cara duras llegan a la vida de uno a hacer una cantidad de promesas falsas que terminan cayéndose por su propio peso, porque aquel personaje solo pretendió engañar para conseguir algún tipo de beneficio o simplemente con el fin de pretender ser quien no es.

Personajes que no cumplen su palabra hay muchos, van desde parejas y amigos hasta familiares, increíblemente a veces son las personas que más amamos quienes no cumplen las promesas que nos hacen. Lo peor de todo es que los engaños de este tipo de personas duelen mucho más que si fuese de cualquier aparecido, porque cuando duele el alma duele todo el cuerpo y la vida.

Las personas no tienen escrúpulos a la hora de incumplir su palabra y van por ahí prometiendo mil cosas que jamás van a cumplir, algunos prometen fidelidad, otros prometen regalos, unos más prometen honestidad, pero a la hora del té son pocos los valientes que ponen la cara, porque para falsas promesas cualquiera pone el pellejo, pero cuando se trata de cumplir el culillo puede más que el honor.

2. Los que se quejan por todo

Cambiando radicalmente de personajes, este tipo de sujetos andan por la vida quejándose por lo que les pasa y lo que les deja de pasar, son una angustia constante y viviente que no para de ver el vaso medio vacío a cada instante.

Estas personas tienen una capacidad gigante de indisponer la atmósfera a su alrededor, es como si cada vez que llegaran a algún lado todo se oscureciera, porque ellos mismos por dentro son oscuridad, no ven lo bueno en nada ni nadie.

Es muy común que este tipo de personajes negativos terminen siendo objeto de olvido, porque a nadie le gusta estar rodeado de personas que todo el tiempo están señalando lo malo de cada cosa.

El gran reto con estos personajes es hacer que pierdan esa coraza, porque al fin y al cabo si en todo ven lo malo es porque algo muy malo les habrán hecho antes, no se puede culpar a la persona como tal pero sí se puede ayudar a que encuentre la luz al final del túnel, porque nadie merece vivir una vida tan desgraciada como para andar por este mundo sintiendo como si estuviese el mismísimo infierno.

3. Los que piden prestado y se hacen los locos

Bueno, si habíamos pasado de un extremo al otro aquí volvemos por los lados de las personas que no cumplen su palabra. En este caso quise hacer hincapié y una categoría más con las personas que piden plata prestada y nunca la devuelven, porque además de no tener palabra padecen de una muy grave enfermedad, “el caradurismo”.

El caradurismo es esa enfermedad cuyo principal síntoma es la falta de vergüenza, sobre todo cuando tienen que poner la cara para pagar, y así, sin más ni más se hacen los locos, como si no pasara nada, lo peor es que en algunas circunstancias el malo del paseo termina siendo el que dio la plata en préstamo, porque los mala pagas tienen un poder sobrehumano que les permite voltear la arepa, para al final terminar siendo las víctimas. Triste pero cierto.

Con este tipo de personajes poco se puede hacer, un mala paga difícilmente se convertirá en una persona que cumpla con sus deudas, pero quién sabe, de pronto cambia, los milagros existen.

4. Los tacaños

Me dirán que este listado es muy superficial por hablar de cuestiones tan banales como el dinero, pero es que no crean, el manejo que una persona le de a la plata dice mucho del personaje que es, créanlo. Por ejemplo en este caso los tacaños con el dinero también terminan siendo tacaños en muchos más aspectos de sus vidas.

Y si nos referíamos a casos imposibles de modificar ahora sí llegamos, no a la punta del iceberg, sino al iceberg completico. Es casi imposible que la persona que sufre de tacañería en algún momento de su vida pueda cambiar esta forma de ser, es cierto, verificable y seguro deben haber hasta estudios científicos y psicológicos que demuestren la veracidad de esta teoría.

Los tacaños tienen un gran problema que seguramente no lo saben y nunca se percatan de ello, nadie quiere tenerlos en sus círculos sociales y podría decir que hasta en las vidas. El tacaño se destaca particularmente por ser ese personaje que no tiene problema alguno con hacer un show de quinta porque le tocó poner 100 pesos más en la cuenta, es aquel que divide todo en partes exactas y jamás se permite pagar un centavo más de lo que le compete, aunque si llegan a gastarle, en ese caso sí se pone feliz.

El tacaño es tan pero tan jarto que nadie quiere andar a su lado, porque andar con un ser de estos es andar con un problema al hombro, siempre estará renegando por lo caro que es todo y por tener que gastar dinero de su propio bolsillo. Lo peor de todo es que el tacaño cree que su forma de actuar es la correcta y jamás se da por enterado de que su actitud realmente es un fastidio para el resto de la humanidad.

Lo peor de todo es que si una persona es tacaña con el dinero seguramente también será tacaña con sus sentimientos, sus emociones y hasta en la cama, es corroborable, verificable y cien por ciento real.

Si usted conoce algún tacaño más bien échese a la pena, porque es más fácil encontrar vida en Júpiter que cambiar su forma de ser.

5. Los que se creen superiores al resto de la humanidad

Y cerrando este listado vamos a citar a estos personajes que se sienten superiores al resto de la humanidad por el simple hecho de hacer algo que a su parecer los hace infinitamente mejores seres humanos y a veces hasta casi unos santos o súper héroes.

Aquí clasifican por ejemplo algunos adictos al fitness, esos que desarrollan una musculatura tal que los hace parecer dioses del mismo Olimpo (según ellos), así que comienzan a bombardear con una cantidad de fotos de sus cuerpos esculpidos en cualquier red social que se les atraviesa, y no faltan los que nos miran a los gorditos con cara de “Fo” en el gimnasio, como si nuestras carnitas fueran menos apetecibles que las de ellos. Aquí hago un paréntesis para corroborar que es mejor tener de dónde agarrar, así que no tenemos nada qué envidiarles.

Lo peor de todo es que estos adictos al fitness y la vida saludable tienen una capacidad absurda para bombardearnos con un sinfín de recetas altas en proteínas y bajas en carbohidratos para que supuestamente tengamos el mismo cuerpo de ellos, pero les tenemos una respuesta, “Sus dietas no nos interesan, los carbohidratos son mejores amigos que ustedes”.

Dentro de estos personajes que se creen superiores también están los intelectuales o mejor intelectualoides, aquellos que por sus estudios o sus hábitos de lectura se creen superiores al resto de la humanidad, porque ellos tienen la verdad absoluta acerca de lo que es o no relevante para este mundo, nadie mejor que ellos sabe qué es lo realmente importante, todo lo que ellos no acepten es susceptible de ser masacrado con sus argumentos sacados de los cabellos.

Aquí también podemos meter a todos aquellos mamertos que se creen con la verdad absoluta de lo que se debe o no hablar en redes sociales, porque solo ellos saben cuáles son los temas por los cuales una sociedad debe o no estar indignada, entonces si nos indignamos por los ataques terroristas de París, Medio Oriente o cualquier otro lugar del planeta está mal, porque los todopoderosos y sabios intelectuales expertos en el conflicto armado nacional dicen que estar indignado por un tema que no compete a lo nacional está mal, porque simplemente ellos lo dicen y “así debe ser”.

Moraleja Cangrejiana: hay muchos tipos de personas que no soportamos en la vida pero ante todo la tolerancia y el respeto, de cada quien depende hasta donde deja llegar a estos personajes en su vida aunque muchos no merecerían ni siquiera llegar.

Escribiendo desde lo más profundo del mar,

@CangrejoPerez

¿Estás de acuerdo con este listado? ¿Cuáles tipos de personas insoportables hicieron falta?

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

En Facebook: @CangrejoPerez

Snapchat: cangrejoperez

Tienda: TiendaCangrejoPerez.com

Anuncios