CUANDO UNO TIENE DÍAS OSCUROS

Hay días oscuros, tan oscuros que uno piensa que es el fin del mundo, de un mundo en el que a veces estamos tan inconformes con lo que somos y lo que tenemos que creemos no tener nada bueno que ofrecer, a nadie, absolutamente a nadie.

Por eso es que yo también caí en la trampa de los días negros, esos que no tienen principio ni fin, son días en los que uno amanece como si no hubiera dormido en años y con el peso de una vida que a veces ni siquiera sabemos cómo llevar. Pero de todo se aprende, se aprende a levantarse y seguir creyendo en uno mismo, a seguir creyendo en que podemos ser más de lo que queremos y menos de lo que nos imponen ser.

Los días oscuros están plagados de batallas y problemas que se arma uno mismo en la cabeza, son guerras interminables contra nosotros mismos, como si juzgáramos nuestra existencia de una forma tan dura que no se puede defender, es una lucha constante contra uno mismo, contra lo que se quiere, contra lo que se piensa.

Y es que estos días de crisis llegan cuando uno menos piensa, porque aparecen de la nada, a veces ni siquiera se sabe cuál fue el detonante, solo se sabe que amanecimos belicosos, lo malo es que es una batalla contra sí mismo, cuando lo que deberíamos hacer es buscar soluciones lo único que encontramos son problemas. Normal, somos especialistas en pelear con nosotros mismos.

Pero también hay que saber que en muchos casos estos días negros tienen nombre y apellido, personas cercanas que nos avasallan con sus discursos de moralidad,desconocidos que nos atacan por lo que hacemos cuando ni siquiera nos conocen, personas llenas de rencores y odio contra sí mismos pero que canalizan atacando a los demás.

Lo que pasa es que vivimos en un mundo en el que difícilmente uno puede hacer feliz a todas las personas que le rodean, pero nos echamos ese peso encima, es como si quisiéramos encajar en lo que todos esperan de nosotros cuando realmente ese es un imposible y ahí es donde todo empieza mal, donde pasan de ser días oscuros a vidas oscuras.

Es como si tuviéramos que atajar nuestros pensamientos por más dóciles que sean con tal de que la las demás personas se sientan conformes con lo que hacemos, somos y decimos, es como si fuera necesario reprimir nuestros valores y defectos con tal de encajar, cuando encajar es por lo que menos deberíamos preocuparnos.

Pero todos hemos pasado por estos días en los que no quisiéramos ni abrir los ojos aunque no entendamos muy bien el porqué, es como si algo faltara en la vida de uno pero sin saber qué es ese algo, ahí es donde realmente está el chiste, nos sentimos inconformes con algo que puede o no estar en nuestras vidas, vaina rara.

Y es que así somos los seres humanos, un ir y venir de emociones y sentimientos que difícilmente podremos explicar, pero lo bueno es que siempre podremos levantarnos para seguir el camino, no hay mal que dure cien años, como dicen por ahí.

Y es que no es fácil levantarse todos los días del mejor ánimo, mucho menos cuando a veces la circunstancias y las personas nos llevan a ello, el problema es que nos dejamos arrastrar cuando realmente está en uno mismo tomar una actitud para enfrentar cada día.

Pero también hay que admitir que simplemente hay días en los que uno amanece de malas pulgas y eso está bien, ni que tuviéramos que vivir siempre con una sonrisa de oreja a oreja, pero en últimas lo mejor es no dejarse llevar por los pensamientos negativos, por más difícil que esto parezca. Más bien hay que respirar profundo y seguir adelante porque un día malo no hace una vida mala, lo importante es no acumular muchos días así, porque en ese caso la tristeza comienza a parecer natural en nuestras vidas.

Moraleja Cangrejiana: de nada sirve amargarse por lo que la gente dice o piensa de nosotros, muchos menos amargarse por cosas que ni siquiera sabemos que realmente existen, más bien hay que echarle mano a la voluntad y berraquera para seguir adelante, porque días malos pueden haber, pero no pueden duran para siempre.

Escribiendo desde lo más profundo del mar,

@CangrejoPerez

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

En Facebook: @CangrejoPerez

Anuncios

One thought on “CUANDO UNO TIENE DÍAS OSCUROS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s