Lo que nos espera cuando seamos viejos

oldHace algunos días me puse a pensar en el tema de la vejez, qué será de uno cuando llegue a los 70 u 80 años, qué comerá, qué hará, qué buscará, cómo se relacionará, en fin, al parecer para las generaciones que aún somos jóvenes nos tocará una vejez muy diferente a lo que les ha tocado vivir a nuestros abuelos, sobre todo con el tema de la tecnología que es crucial para nosotros en este momento y que seguramente lo seguirá siendo hasta la tumba.

Los jóvenes casi nunca pensamos en el futuro lejano, sobre todo de en esa época en la que dejemos de tener toda la energía que tenemos ahora, cuando la incontinencia sea una realidad. Pero tal vez quienes ahora estamos en las mieles de la juventud tendremos una vejez que estará totalmente fuera de los esquemas de cualquier otra generación que haya llegado a edades avanzadas.

Hoy en día nuestros abuelos llevan una vida de tranquilidad, la mayoría alejados del tema de los computadores y los teléfonos inteligentes porque a ellos no les enseñaron a depender de esas pendejadas (aunque no faltan los abuelos que son unos duros manejando el celular y saben muy bien qué es y para qué sirve la Internet), pero la mayoría lleva una vida de tranquilidad y descanso debido a que nunca estuvieron expuestos a estos temas tecnológicos que a nosotros ni nos dejan vivir hoy en día, es más, que se nos han venido convirtiendo en un vicio.

Empecemos por un tema esencial, los teléfonos inteligentes. Hoy en día todos vivimos pegados de estos aparatos día y noche, se han convertido casi en una extensión de nuestro cuerpo y del cerebro, aunque en muchos casos estos aparatejos ni siquiera nos dejan pensar.

Qué será de nosotros cuando tengamos 70 años, tal vez ya no con la vista 20/20, seguramente nuestros teléfonos serán más grandes que una tableta de hoy en día, o nos tocará poner la letra en tamaño máximo para poder ‘Whatsapear’ con nuestros amigos, o quien sabe si en esa época ya exista la teletransportación, aunque seguramente si existiese muchos preferirían seguir chateando, así como hoy en día la gente prefiere enviar emoticones en vez de hacer una llamada o una visita.

Y ni qué decir de las redes sociales, seguramente las personas dejarán de postear las millones de fotos de sus hijos recién nacidos para postear la de sus nietos y biznietos, es probable que muchos ya no tendremos en nuestro estado de Relación algo como “Es Complicado”, “Casado”, “Soltero”, sino más bien algo como “Lo dejó el tren”, “Se quedó vistiendo santos”, “Va por el tercer divorcio” y no falta quien tendrá un “4 veces enviudado”.

Serán muchas otras las cosas que cambien en Facebook, por ejemplo la gente ya no enviará las horribles solicitudes de Candy Crush, sino que existirán otros juegos como “Tejido Croché Online”, “Lulo Stars”, “Parqués Saga” o “Angry Abuelos”.

Y ni qué decir de Twitter, yo soy de esos que cree que Twitter es una vaina que nació con estas generaciones y morirá con ellas porque somos los únicos que entendemos esa vaina, bueno, algunos que la entienden. Seguramente los tuits en esa época serán algo así como:

“Tengo altos los triglicéridos y es por leer tantas pendejadas en mi timeline”.

“Mi marcapasos no funciona desde que vi su última conexión”.

“Ya ni el Botox me hace efecto con este gobierno de damier que nos tocó”.

Y por último está una de las redes sociales que será más difícil manejar cuando lleguemos a edades avanzadas, obvio hablo de Instagram. Esta red social en donde todos hoy en día montamos fotos en la piscina, en la playa o con cualquier excusa de mostrar carne, algunos con cuerpos esculturales y otros que solo tenemos mucha autoestima y terminamos montando ese tipo de fotos.

Qué será de nosotros cuando ya no tengamos los atributos para montar fotos mostronas en Instagram, creo que nos tocará hacer un #tb (Throw Back) todos los días con fotos de nuestros años mozos para no salir mostrando las carnitas que ya tendremos caídas y los músculos que ya no estarán.

Pero adivinen qué será lo peor de todo, pues obvio LAS SELFIES, si muchos hoy en día se la pasan subiendo selfies a diestra y siniestra seguramente no lo harán dentro de algunas décadas, no me imagino cuando sea viejito tomándome fotos frente al espejo o estirando la mano en público para tomarme la selfie, seguramente las selfies también tienen su fecha de caducidad y en algún momento nos tendremos que resignar a renunciar a ellas e inventarnos una nueva modalidad.

Moraleja Cangrejiana: todo tiene su época, seguramente muchos estaremos conectados a las redes sociales y demás hasta el fin de nuestros días, pero lo importante es aprender a vivir el momento, a saber que cada quien debe evolucionar conforme pasan los años y sobre todo a envejecer con dignidad. Por eso hay que aprovechar el día de hoy para hacer todo lo que se nos antoje, no vaya a ser que el día de mañana sea demasiado tarde para comenzar.

Escribiendo desde lo más profundo del mar,

@CangrejoPerez

Sígueme en redes sociales

En Facebook: @CangrejoPerez

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

En Youtube: La Princesa y El Cangrejo

Anuncios

One thought on “Lo que nos espera cuando seamos viejos

  1. me gustó Cangrejito!!
    queria aprovechar para preguntarte que pasó con La Princesa y el Cangrejo?
    Me hace falta verlos!!
    Un abrazo Cangrejito!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s