Tener o no tener sexo en la primera cita, esa es la cuestión

En este blog se pasa del despecho al amor, del amor al despecho, del despecho al sexo y del mismo modo en sentido contrario. Como las relaciones entre los seres humanos jamás tienen ni tendrán un orden lógico, hoy vamos a analizar la cuestión de si se debe o no tener sexo en la primera cita. Este es un tema que ha rondado en la cabeza de mujeres y hombres por los siglos de los siglos sin llegar a una conclusión exacta acerca de lo que se debe o no hacer, pero ahora yo les traigo un complejo y completo análisis desde el fondo del mar que espero les sirva para tomar una decisión cuando estén en esta confusa situación.
 
Comencemos definiendo una ley cangrejiana que ayudará a comenzar a darle forma a esta vaina.
 
Ley Cangrejiana: “En la cama se arreglan todos los problemas, o se terminan de joder, así de fácil”.
 
Sí, como lo leen, la cama es como una mesa de negociación, allí se arreglan o se terminan por empeorar todos los problemas; de esta forma tener sexo puede causar que explote el amor, o que no se quieran volver a ver ni en pintura.
 
Si es o no bueno tener sexo en la primera cita ha sido uno de los enigmas que nadie jamás ha podido ni podrá descifrar, pues ningún ser humano ha encontrado ni siquiera la fórmula del amor mágico ni a primera vista como para que ahora nos vengan a decir qué es bueno y qué no en cuestiones de las relaciones de pareja. Pero yo sí vengo a decirles algo contundente: todo depende. 
 
¡Jajaja! Yo sé que me quieren matar porque creían que les iba a dar la fórmula mágica para actuar en estos casos, pero no, más bien les voy a dar unos lineamientos que he podido recopilar de la sabiduría popular que los humanos jamás tienen en cuenta, pero que este crustáceo ha podido poner en práctica.
 
1. ¿Le gusta la persona o está buscando no quedarse solo(a)?
 
Antes de comenzar con cualquier tipo de análisis acerca de si se deben o no acostar primero recapacite, está saliendo con la persona porque le gusta o simplemente está en una búsqueda desesperada de encontrar pareja. Si su caso es que le gusta la persona entonces podemos seguir adelante, si el caso es que simplemente está teniendo una primera cita por simplemente por encontrar pareja, entonces mejor deje así, tener sexo solo sería un dolor de cabeza más.
 
2. ¿Usted le gusta a la otra persona?
 
Hay muchas formas de saber si realmente usted le gusta a la otra persona, desde la forma en cómo lo mira, hasta la atención que le pone al hablar. Si la persona gusta de usted, entonces estará interesada en saber más de usted y no solo en hablar de sí misma. Otras formas de conocer el  grado de interés de la otra persona es lanzarle uno que otro piropo y ver si se sonroja o simplemente se torna en la actitud de “sonrisita pendeja + gracias + blanqueada de ojos”, créame es una de las armas más letales, después de eso usted ya no tiene nada qué hacer allí. Asegúrese antes que le gusta a la otra persona, si la respuesta es sí entonces podemos continuar al siguiente paso.
 
3. ¿Hay química?
 
La química entre dos personas es ese algo que no se puede descifrar ni ver, pero que todos en algún momento podremos reconocer si existe o no. Asegúrese que haya química, fíjese desde la conversación, hasta los gestos y el olor de la persona. 
 
a. Sobretodo fíjese en la conversación, si esta fluye de una forma constante y no se dan cuenta del tiempo que pasa, entonces es un buen indicio.
 
b. Hágale caso a su nariz, en serio, no necesariamente la otra persona tiene que oler a rosas o a jazmín, puede ni siquiera llevar perfume y con su simple olor natural (ojalá que no sea a sobaquina, aunque hay casos bien extraños), usted puede quedar prendado de un simple aroma. 
 
4. ¿Se arriesga o no?
 
Llegó la hora de tomar la decisión, si todos los pasos anteriores tuvieron una respuesta positiva entonces es muy probable que tener sexo en la primera cita sea una buena opción; si hay química, se gustan y se entienden, seguramente la cama sea el lugar en donde cierren con broche de oro esa primera cita, aunque el único problema que podría ocurrir es que su cita resulte siendo mal catre.
 
Si su cita es mal catre o simplemente no se entienden en la cama entonces todo acaba allí, la primera cita termina siendo la última y no hay vuelta atrás. Por todo lo anterior creo que lo mejor es dejar el sexo para una cita posterior, es mejor guardarse los instintos y esperar a que haya un poco más de sentimiento de por medio para dar el salto a la cama. De esta forma cuando se acuesten ya tendrán algo más por lo cual sostener esa relación, y así podrán pasar por alto esos detalles que seguramente en la primera cita ni siquiera hubieran soportado.
 
Moraleja Cangrejiana: es mejor acostarse con el amor de su vida a su debido tiempo para que no termine siendo el amor de una noche. 
 
Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez.

Sígueme en redes sociales

En Facebook: @CangrejoPerez

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

Anuncios

One thought on “Tener o no tener sexo en la primera cita, esa es la cuestión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s