Estado Civil: Soltero

A partir de esta entrega se analizarán los diferentes estados civiles por los que pasamos los seres humanos, veremos los pros y contras de cada uno, así como también algunos detalles que muy pocos se atreven a contar.

La soltería es un estado por el cual todos y cada uno de los seres humanos hemos pasado alguna vez. Nadie nunca nació casado, rejuntado, ni ennoviado, y de esta forma todos alguna vez también hemos disfrutado de las mieles de la soltería, aunque para mucho otros este estado civil puede ser una completa tortura. Por todo lo anterior a continuación veremos qué significa ser Soltero.

Comencemos por definir una ley cangrejiana que sale de lo más profundo de mis entrañas: 

“Ser soltero no significa estar solo”

Éste es el punto de partida para comenzar a hablar de este estado civil que muchas veces ha sido vilmente estropeado por muchos que quieren mostrar la soltería como un estado de soledad, cuando en realidad es todo lo contrario. Los solteros no son personas solitarias, de hecho, al tener más tiempo para compartir, regularmente están acompañados de muchas personas: familia, amigos, amigovios(as), arroces en bajo, entuques, encarretes, etc., que les permite disfrutar de una vida social activa de la cual carecen los que ya andan emparejados.

Los solteros tienen más razones, tiempo y dinero para compartir con el resto de la humanidad, así que esto les facilita eso de las relaciones interpersonales, a diferencia de los que ya están casados o rejuntados, para quienes estos factores comienzan a limitar su campo de acción. Aquí entramos en una de las más grandes ventajas que tienen los solteros: la libertad.

La libertad es a los solteros, como la luz al día, inseparables. Los solteros tienen toda la tranquilidad de ir por el mundo haciendo, gastando, comiendo y usando la ropa que les da la gana sin necesidad de pedir permiso a nadie, y en ese preciso punto radica lo esencial de ser soltero: ser libre. Todos los seres humanos crecemos aprendiendo a valorar y añorar un estado de libertad que luego andamos estropeando al amarrarnos a una persona, no necesariamente esto es una ley general, pero en muchos casos sí se aplica.

Ser soltero es llevar un estilo de vida lleno de posibilidades, pero también puede ser un arma de doble filo, pues nunca se sabe si la soltería durará para siempre o simplemente es una etapa más en la vida; tal vez este punto es el que más trasnocha a muchas de las personas que piensan que ya las va dejando el tren. 

El problema más grave que tienen los solteros que sienten esta necesidad imperativa de encontrar una persona con quién compartir su vida es que no han aprendido a ser felices siendo seres individuales, entiéndase bien lo que les estoy diciendo, individuales, no individualistas. 

Aprender a convivir con la soltería es una de las situaciones más difíciles que enfrentan los seres humanos, pero cuando aprenden a encontrar en sí mismos toda esa felicidad que pensaban encontrar sólo en otra persona, es ahí cuando ya están listos para tener una relación seria con alguien. 

Entiéndalo, para poder estar con otra persona, usted antes debe conocer y reconocer sus defectos, y no sólo eso, también debe procurar por eliminarlos o al menos disminuirlos, pues de esta forma es más fácil que usted encuentre en este planeta no solo alguien que se enamore de usted, sino también que se lo aguante. 

Moraleja Cangrejiana: la soltería es una sola, así que aprovéchenla, para que luego cuando anden con la soga al cuello no se arrepientan de todo bueno que dejaron de hacer. 

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez.

En Twitter – @CangrejoPerez




Artículos anteriores:






Anuncios

Los 10 mejores lugares para tener sexo

Antes de comenzar a leer tenga en cuenta que: este artículo no es apto para personas mojigatas, puritanas y mucho menos conservadoras; si usted es menor de edad por favor léalo en compañía de un adulto responsable. 

La mejor forma en la que se pueden entender dos seres humanos es cuando tienen sexo, es un momento único en el cual los problemas y las diferencias se van al traste para dar lugar a los más bajos instintos. Es claro que cuando la arrechera ataca no hay sitio vetado, pero cuando hay oportunidad de escoger, entonces, lo mejor es encontrar el lugar apropiado para desenfrenar hasta los más profundos y oscuros deseos. Por todo lo anterior, en esta entrega les traigo los 10 mejores lugares para tener sexo.

1. En la playa

Algo tiene la playa que incita al amor, seguramente la ligereza de ropa de todos los que la habitan o tal vez la temperatura mezclada con la arena y el mar. Tal vez es un conjunto de todas las anteriores la que lleva a que en este lugar los seres humanos seamos más propensos a caer en las garras de la calentura. Por todas éstas características la playa se presenta como un sitio ideal para tener buen sexo, aunque ésta tiene ciertos factores que pueden impedir el desarrollo de la actividad sexual: primero, es un lugar muy concurrido donde difícilmente se podrá tener sexo sin que los demás se den cuenta, y segundo, la arena es un factor limitante debido a las heridas que pueda causar con tanto roce, pero de resto todo es perfecto. Factores a favor: la calentura que puede ofrecer el sentirse observado, la estimulación visual de otras personas mostrando carne y la temperatura ambiente.

2. En la casa de los suegros

Pasar de la playa a la casa de los suegros es una situación un tanto confusa, lo sé, pero tienen un factor en común, y es la posibilidad de ser descubiertos. Aunque en este caso ser descubiertos podría causar la tercera guerra mundial, ya que los suegros en muchos casos no son unas peritas en dulce que comprenderán que su hijito(a) ande haciendo ‘porquerías’ con su novio(a), y mucho menos si lo andan haciendo en su propia casa, o aún peor, en su cama. Pero que tire la primera piedra el que no haya hecho visita a su pareja y sucumbió ante las garras de la lujuria, es normal. Factor a favor: la adrenalina de poder llegar a ser descubiertos. Factor en contra: ser descubiertos.

3. En la oficina

No sé por qué los amores de oficina siempre son tan libidinosos, y lo peor es que las personas piensas que uno no se da cuenta que se comen hasta con la mirada mientras están en la fotocopiadora, restaurante, reuniones, etc., pero bueno, todos en algún momento hemos sido aquellos ilusos que piensan que los demás no se enteran de nuestras fechorías. Las oficinas se prestan para tener relaciones muy candentes pero a la vez las más peligrosas, pues llegar a ser descubierto en el ajetreo muy probablemente causará la pérdida del empleo. Por otro lado, llegar a desfogar la tensión sexual que se acumula durante todo el día en una rápida pero arrechante cogida, puede ser un placer que seguramente solo los más arriesgados podrán disfrutar.

4. En la Tina

Tal vez la tina es uno de los sitios más tradicionales a la hora de tener sexo, y también está relacionada con mucho romanticismo, pero la parte salvaje comienza cuando la tina pasa de ser ese espacio romántico para convertirse en una fuente de placer. El poco espacio que hay para moverse ayuda a que los cuerpos estén más juntos, y al estar más juntos el calor aumenta, y al aumentar el calor también aumenta la calentura, y al aumentar la calentura es inevitable tener sexo. Factor a favor: la arrechera es segura. Factor en contra: la incomodidad del espacio tan reducido puede causar contusiones severas. 

5. En el bosque

Los bosques por ser lugares salvajes hacen despertar los instintos animales de los seres humanos. El bosque está lleno de lugares y objetos que se prestan para eso del coito, desde el folla(je) hasta la frondosidad de los árboles. Todo se presta como un escenario propicio para tener sexo, es lo más cercano que se pueda tener a una película porno, así que si tiene la posibilidad de hacerlo en un bosque entonces no dude, y ponga a prueba hasta dónde puede llegar su imaginación. Factor a favor: todo se presta para tener una jornada de apareamiento única. Factor en contra: los bichos y plantas que pueden picar o causar reacciones alérgicas, sobre todo si llegan a partes del cuerpo que ni siquiera toca el sol.

6. En un bar o discoteca

La música, el trago, el baile y la oscuridad se unen para crear un ambiente lleno de tensión sexual en estos lugares, y donde hay tensión debe haber desfogue. Los bares y discotecas regularmente son lugares en los cuales aunque el ambiente se presta para hacer y deshacer, normalmente sólo sirven para hacer el calentamiento previo antes de la faena. Factor a favor: la alteración de sentidos que puede causar el licor, la música y el baile. Factor en contra: es muy difícil poder llegar a finiquitar.

7. El carro 

Uno de los sitios más utilizados tradicionalmente desde la adolescencia. Tener sexo en el carro es una de esas cosas que todos los seres humanos deberíamos hacer alguna vez en la vida. En este caso es muy importante tener en cuenta que es mejor que el auto no se encuentre en movimiento para así evitar que tal vez esa sea su “última vez”. Otro factor a tener en cuenta es el tipo de carro, pues no es lo mismo hacerlo en un Topolino que hacerlo en una Murano, el espacio es determinante a la hora del éxito en el coito. Por favor tenga en cuenta que las sillas no sean en cuero, pues si es así, la probabilidad de quedar pegados a la cojinería es muy alta. Factor a favor: la arrechera que causa dejar todos los espejos del carro empañados. Factor en contra: ser descubierto por un policía de tránsito.

8. En la piscina o en el mar

El agua siempre será un elemento que arrastra a los seres humanos a tener sensaciones y pensamientos libidinosos, y es por esto que la piscina y el mar se presentan como lugares propicios para dar rienda suelta a la calentura. Si usted está dispuesto a tener sexo en una piscina por favor asegúrese que ésta no sea p
ública, pues además de correr el riesgo de ser sorprendido por extraños también puede ser sorprendido por alguna bacteria que le traiga malos ratos. Pero si lo que quiere es tener sexo en el mar, entonces tenga cuidado con las Agua Malas, no vaya a ser que termine en una clínica padeciendo las consecuencias.

9. En un baño turco

Los baños turcos por su alta humedad y baja visibilidad son un gran escenario para tener encuentros sexuales. Encontrarse en un lugar como este, en el cual todo huele y se siente tan bien no da para más que dar rienda suelta a los placeres más mundanos y banales que ofrece el sexo. No hay ser humano que se resista a la arrechera que causa el sentir la desnudez ajena y propia en un espacio como estos. Si no lo han hecho en un turco, entonces ¿qué esperan? De seguro será una de sus mejores experiencias. 

10. En la cocina

La cocina es uno de los mejores lugares para tener sexo porque allí se encuentran elementos de juego que se prestan para darle más pasión y morbo al momento del coito. El elemento más importante y con el que más se puede jugar en la cocina es con la comida, obvio no me refiero a una presa de pollo ni a una mata de coliflor, más bien me refiero a otros como la Nutella o el Chantilli, que puestos en sitios estratégicos pueden ayudar a ver estrellas. Otro elemento importante es la vestimenta, quién no se pone a mil al ver a su pareja con un delantal sabiendo que no lleva nada puesto debajo de él. Si lo van a hacer en la cocina tengan cuidado con los cuchillos y elementos calientes, no vaya a ser que termine con un pedazo de su cuerpo rebanado o cocinado.

Moraleja Cangrejiana: El mejor lugar para tener sexo es… cualquier lugar.

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez.

En Twitter – @CangrejoPerez




Artículos anteriores:






10 etapas en la escala evolutiva de las relaciones de pareja modernas

Las relaciones de hoy en día pasan tan rápido que muchas veces ni nos damos cuenta de todos los pasos que se dan para llegar a construir o destruir una pareja. En los tiempos modernos las personas se conocen, besan, cogen, cuadran, enamoran, terminan y se despechan en menos de lo que canta un gallo; pero como acá estamos para instruir, en este artículo les traigo las 10 etapas en la escala evolutiva de las relaciones de pareja modernas, porque todo eso que pasa tan rápido y es casi imperceptible ante el ojo humano debe tener un proceso y una explicación. 

1. Saliendo

Pues sí, éste es el primer y más tedioso paso de todos, para poder tener una relación es indispensable comenzar saliendo. Eso de dar los primeros pasos en conocer a alguien puede ser una completa tortura, aunque para muchos otros puede ser un placer. Ésta es la etapa donde hay más deserción debido a que encontrar defectos o características desagradables en la otra persona es muy fácil. Conocer a alguien puede pasar de ser un sueño a ser una pesadilla, pero desgraciadamente todos los seres humanos estamos condenados a pasar una y otra vez por esa maldición llamada “primera cita” hasta encontrar la media naranja. (Para mayor información lean: “11 consejos cangrejianos para no fracasar en la primera cita“)

2. Tanteando

Después de salir y suponiendo que existe atracción al menos por una de las partes, es necesario comenzar a tantear el terreno para descubrir si hay química, ¿pero qué es eso de la química? Pues muy fácil, química es cuando usted se aguanta toda la lora que habla la otra persona y sigue poniéndole atención como si en realidad le importara lo que dice, y del mismo modo en sentido contrario. Para tantear el terreno es importante tener mucha inteligencia y no llegar a leer erróneamente las señales que da la víctima, porque hay muchos que se montan en la película sin saber que la otra persona tiene cero interés en entablar algo más que una conversación. 

3. En serio pero no oficial

Ya salieron y tantearon, ambos están interesados en algo serio y así parece que se está llevando a cabo, el único problema es que la relación aún no tiene un nombre, como puede que estén muy cerca de ser novios, también puede ser que estén muy cerca de ser ‘nada’. Esta es una etapa en la que ambos están en el limbo, y ninguno de los dos sabe si debe o no dar el siguiente paso, porque en la situación hipotética en que ese paso sea en falso, esto podría acabar con lo mucho o poco que se haya construido. Llegar a proponer tener algo oficialmente serio ante la sociedad es una decisión de mucho riesgo, pues además de estar en juego su estado civil, también están en juego la libertad y la siempre bien ponderada soltería.

4. Oficial

Cuando la vaina ya es oficial es porque tiene nombre, sea novios, amigovios, amantes, etc., como sea que llamen a la relación eso ya crea un vínculo. Cuando los seres humanos crean vínculos también crean un espacio en el cual cada quien se cree un poco (o muy) dueño de la vida del otro, y es aquí cuando se comienza a perder la autonomía a la hora de tomar decisiones. Ser oficialmente la pareja de otro ser humano significa también tener que pedir aprobación acerca de las decisiones que se toman en la vida, desde decidir por un simple plato de comida, hasta decidir acerca de viajes o trabajo. En fin, cuando los seres humanos le ponen un nombre a la relación es porque literalmente ya perdieron su autonomía, y en muchos casos hasta la libertad.

5. La traga

Esta es la parte más bonita y cursi de la relación, pues es cuando están tan enamorados que lo único que pueden hacer son precisamente cursilerías. Todo es amor, todo son regalos, todo son piropos, todo es perfecto, porque todo lo que hacen por más ridículo que sea, tiene sentido. Estar ‘tragao’ es como estar en una nube, todo es perfectamente confortable y a la medida, pero hay que tener cuidado porque nadie se sostiene en una nube, y es muy probable que termine estrellado contra el planeta. 

6. Enamoramiento (o Empendejamiento)

El enamoramiento va después de la traga porque en esta etapa el sentimiento es aparentemente mucho más maduro y sincero. El enamoramiento es eso que pasa cuando una persona realmente ha encontrado a su media naranja (o por lo menos así parece) y le da rienda suelta a ese cúmulo de sentimientos que llevaban guardados en el pecho por años (un momento que ya ando muy cursi, pausa). Cuando alguien se enamora o mejor dicho, se empendeja, es porque ya está seguro que la otra persona le gusta lo suficiente como para echarse la soga al cuello, o sea, ya los planes a futuro comienzan a enseriarse. 

7. Engüevonamiento

El engüevonamiento es la fase previa al matricidio debido a que en esta etapa los dos personajes de la relación están tan idiotizados que el uno se atreve a proponer matrimonio, y el otro se atreve a dar el sí. 

8. Matricidio

La palabra matricidio tiene sus raíces en las palabras: homicidio y suicidio. Si la anterior afirmación le parece catastrófica es porque usted no se ha casado, porque los casados entienden perfectamente la analogía. Dar el paso hacia el matricidio es sólo para valientes, aquellos valientes que se atreven a ponerse ese grillete llamado “anillo de bodas” que es como poner a la vista del resto de la humanidad un aviso que dice: “Propiedad privada, material no disponible para la diversión y los placeres mundanos que da la soltería”.

9. Resignación

Después de cometer el error de meter las patas al casarse, lo único que queda es la resignación. Los seres humanos tendemos a cometer errores para después arrepentirnos, pero en este caso el arrepentimiento viene en forma de resignación, pues no hay otra palabra para ese estado en el cual las personas caen en cuenta que cometieron una locura y lo único que queda es aceptar la cruel realidad. La libertad de comer, vestir, decir, gastar y hacer lo que se le venga en gana,
se ha perdido, nada volverá a ser igual después de tener el grillete en el dedo, nada. Pero no hay que ser negativos, muchos matrimonios son felices y perduran en el tiempo, el único problema es que la mayoría de esos matrimonios sólo existen en las películas de Disney.

10. Divorcio (o Fin de la pesadilla)

Después de haber pasado por todo este viacrucis algunos optan por el divorcio, o acto liberador como le llamo yo. Aunque la verdad es un poco triste saber que después de pasar por las tortuosas nueve etapas anteriores todo ese sacrificio se vaya al traste.

Moraleja Cangrejiana: El proceso para llegar a una relación seria es tan difícil como tortuoso, así que es mejor mantenerse soltero; pero si usted ya anda en alguna de estas etapas entonces mejor relájese, igual no será ni el primero ni el último ser humano que lo viva, y quién sabe, a lo mejor hasta sale vivo de ese viacrucis.

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez.

En Twitter – @CangrejoPerez




Artículos anteriores:






10 tipos de personas de las cuales usted jamás se debe enamorar

Son muchos los errores que se atraviesan en el camino de los seres humanos, y como es bien sabido los peores errores que se cometen tienen nombre y apellido. En esta búsqueda constante de ese mal llamado amor, llegan muchas personas que pueden tener defectos que usted puede percibir de entrada para no llegar a enamorarse de algún personaje que tal vez sólo le traiga dolores de cabeza. Por esto a continuación veremos los 10 tipos de personas de las cuales usted jamás se debe enamorar.

1. Sin actitud

Como decía mi abuela “Es mejor atajar que empujar”. Los ‘Sin Actitud’ son aquellos seres humanos que no tienen nada en la vida que ofrecer más que hacer bulto a donde llegan, personas sin sentido del humor ni inteligencia suficiente como para ofrecer al menos una buena conversación. Las personas sin actitud rara vez proponen ideas nuevas, son poco creativas y tienden a acabar con cualquier tipo de iniciativa que usted tenga. Tengo una fuerteconvicción, y es que la influencia de la pareja siempre será determinante en la vida de uno, así que si usted pretende tener éxito y ser feliz, entonces consígase una persona que lo haga proyectar eso, y no un parásito que simplemente acaba con lo que usted es.

2. Ególatra

Éstas son personas que no tienen nada más qué hacer si no pasar la vida venerándose a sí mismos. Todo lo que estas personas dicen y hacen está encaminado a echarse flores todo el tiempo. Si da con una ególatra, la distinguirá porque mientras estén conversando sólo escuchará de sus éxitos profesionales, académicos, personales, físicos, y un sinfín más. Si sale con una de estas personas tenga en cuenta que usted jamás le importará, pero sí estará muy interesado en que usted se alegre y le festeje todos sus éxitos. No hay nada peor que estar con una persona que se ande vanagloriando todo el tiempo y el resto de la humanidad le interese tres pesos. Nunca, lea bien, nunca se enrede con un ególatra.

3. Egoísta

Los egoístas abundan en este planeta, y los hay de todas las formas y colores. Quien se enreda con un egoísta está destinado a sufrir las consecuencias toda la vida, porque este es un defecto que pocas veces se puede contrarrestar. Los peores egoístas lo son en la cama, con la plata y con el tiempo. Los egoístas en la cama son aquellos que sólo buscan el placer propio y no les interesa lo que su pareja desee. Los egoístas con la plata son aquellos mejor llamados ‘tacaños’, que no sueltan un peso a no ser que sea absoluta y estrictamente necesario. Y los últimos son aquellos egoístas que sólo dedican migajas de su tiempo a la pareja, dejándola relegada ante cualquier otra circunstancia que se le presenta.

4. Arribista

En este planeta abundan las personas que se creen de mejor familia que el resto de la humanidad, nada peor que alguien se crea más que los demás y peor aún, cuando no tiene nada de qué creerse. Esos personajes que andan por el mundo diciendo a los cuatros vientos acerca de lo mucho que tienen materialmente, o que creen tener apellidos rimbombantes y acciones en los clubes más exclusivos, son las personas más vacías que existen. Por lo anterior vamos a definir una ley cagrejiana que he aprendido con el paso de los años:

Ley Cangrejiana: Nunca nadie que alardee de lo que tiene o lo que es será una persona feliz ni madura. Los mejores seres humanos son aquellos que basan lo que son en sus principios y su forma de pensar, no en los ceros de una cuenta bancaria.

5. “Modelito”

¡Ayyy! Pero de estos sí que abundan, personas que se creen reyes y reinas de belleza inalcanzables, que el resto del planeta les debe rendir pleitesía sólo por el hecho que son un poco agraciados. Este tipo de personas viven tan enamorados de sí mismos que no tienen tiempo no atención suficiente para enamorarse de otro. Tienen un ego tan grande que deberían estar en una urna de cristal para ser apreciados por el resto de la humanidad, y de hecho así debería ser, porque para ellos es suficiente con el amor que se dan a sí mismos. Los y las modelitos están mandados a recoger, es mejor una persona real que se crea de este planeta, y no un simple ser humano que se crea extraterrestre. 

6. Conformista

Los conformistas son aquellos que no les importa cambiar su zona de confort a riesgo de mejorar su situación actual, porque ellos siempre creerán que lo mejor es llevar una vida sin peligros ni sobresaltos. Tenga cuidado si usted se llega a enredar con un conformista, porque esto parece ser una enfermedad contagiosa. Estar con un conformista puede llevarlo también a usted a ser uno más, pues los seres humanos siempre tendemos a adoptar actitudes y comportamientos similares a las personas que nos rodean, y mucho más cuando estas actitudes nos permiten seguir la vida sin necesidad de tomar riesgos.

7. Interesado(a)

Las personas que se interesan más por los bienes materiales de su pareja que por su pareja en sí, son aquellas que también dejarán tirada a esa persona el día que no tenga nada que ofrecerles. Los seres humanos que se interesan más por lo material que por lo personal son personas que están llenas, pero llenas de vacíos existenciales que sólo saben cubrir fijándose en lo que tienen los demás y así sacar provecho de ello. Por esto, si una persona se fija más en lo que usted tiene que en sus sentimientos e inteligencia, lo más seguro es que ese personaje jamás llegará sentir algo serio por usted.

8. Buena vida

Éstos son aquellos que se pasan la vida como si fuera un paseo, para ellos no existen preocupaciones y no tienen otra cosa más que hacer que preocuparse por nada. A estas personas solo les interesa que todo siempre ande con la mayor calma y disfrute posible. Pero como los seres humanos somos complejos, siempre necesitaremos de algunas dosis de estrés, necesitamos sufrir por las cosas, y de esa forma aprender a apreciarlas. Pero como los buena vida sólo saben pasarla bien, pues nunca sufrirán por lo que tienen o dejan de tener, mientras disfrutan perder su tiempo en pequeñeces que en la mayoría de casos no dan frutos. Lo más probable cuando usted se enreda con un buena vida es que termine manteniendo y aguantando a esa persona sin opor
tunidad de deshacerse de ella.

9. Mitómano

Lo más peligroso de este tipo de personas es que a veces dicen tantas mentiras que terminan por creérselas ellos mismos, y por ende el resto también les termina creyendo. La mitomanía es un defecto más común de lo que usted cree, y aunque se da en diferentes escalas siempre al final terminará reluciendo la verdad. Si usted se mete con un mitómano tenga por seguro que la imagen mental que usted se haya hecho de la persona será completamente opuesta a lo que es en realidad. 

Consejo Cangrejiano: Ante la primera mentira tenga cuidado, y ante la segunda salga corriendo. 


10. Acomplejado(a)

Los acomplejados siempre tendrán una excusa para sentirse inferior al resto de la humanidad, este es el caso opuesto a ‘los modelitos’, pues para éstos en la vida siempre todos serán mejores personas y tendrán mejores cosas que ellos. Una persona acomplejada tiene muchos problemas a nivel interno, y la mayoría de estos problemas se reflejan en lo que proyectan. Personas llenas de prejuicios y baja autoestima que terminan por afectar también a las personas más cercanas, por esto nunca se enrede la vida con un acomplejado.

Moraleja Cangrejiana: Evitar cometer errores es imposible, pero aprender a detectarlos a tiempo es indispensable.  Por esto, cuando usted esté a punto de (cometer el error de) enamorarse, por favor lleve a su ‘amor’ al psicólogo a que le hagan un diagnóstico general, uno nunca sabe, de pronto hasta le sale cuerdo.

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez.

En Twitter – @CangrejoPerez




Artículos anteriores: