De amores por Internet y otros demonios

Hoy en día las citas por Internet se han convertido en una nueva forma de buscar esa media naranja que complemente nuestra vida. Muchas personas recurren a este medio para encontrar pareja, pero son muy pocos quienes realmente tienen éxito en su intento. Las citas por Internet son una ventaja a la hora de encontrar el amor, pero ¿hasta qué punto será bueno utilizar este medio para encontrar a la pareja ideal?

De las páginas de citas

Encontrar la media naranja se ha convertido en una labor maratónica para todos, eso es claro, pero con Internet esta labor de búsqueda se ha ido facilitando con el paso del tiempo. Miles de páginas que ofrecen servicios para contactar personas dependiendo de sus gustos se encargan de hacer el primer contacto entre las medias naranjas, lo difícil es que al final esas dos mitades terminen siendo parte de la misma naranja.

Llenar un formulario que dice acerca de las características del prototipo de persona que se busca no da ninguna certeza que las personas que cumplan con esos requisitos vayan a ser el amor de su vida, no señores. Pero a la vez este filtro ayuda mucho para encontrar a la persona lo más cercana al prototipo posible ¿Pero realmente es bueno tener un prototipo de pareja?

Aquí me despacho con una Teoría Cangrejiana: “Los prototipos no deberían existir”. Para qué diablos “casarnos” con un prototipo de persona ideal si este mundo está lleno de posibilidades. Recuerden que entre más pequeño sea su margen de maniobra, más difícil será encontrar a la persona ideal. ¡No se limiten!

De las redes sociales

Las redes sociales también sirven como un medio de búsqueda y conquista. ¿A poco no les ha pasado que llegan solicitudes de amistad a Facebook de personas que jamás han visto en la vida? No se hagan los santos, que más de una vez han aceptado este tipo de personas sólo porque en la foto de perfil se les ve muy bien. Otra forma de contactar por redes sociales es Twitter, esta red se ha convertido en un boom de echadas de perros a diestra y siniestra, pero de las cuales muy pocas terminan haciéndose realidad. 

De los servicios de mensajería instantánea

Otros medio de conquista son los servicios de mensajería instantánea como MSN, Skype, Blackberry Messenger, Whatsapp, etc., a través de los cuales muchas veces por azares del destino termina apareciendo un contacto, con el  cual se comienza con una conversación y puede terminar en el altar, como les pasó a un par de amigos que se conocieron por fortuna en MSN y ahora tienen dos años de casados. La verdad éstos casos son como ganarse una lotería, ocurre uno en un millón, por lo tanto, no esperen demasiado al encontrar de esta forma su media naranja.

Del resultado de las citas

Pero, lo que se viene después del contacto cibernético es la cuestión de conocerse personalmente, lo que siempre estará lleno de mucha ansiedad, miedo y sobre todo muchas expectativas. En la mayoría de los casos estas citas que se hacen por Internet terminan siendo completos fracasos al llevarlas a la realidad, debido a que la persona que llega es muy diferente a la imagen mental que se tenía. 

Y como todo entra por los ojos… 

La primera forma de decepción es porque la persona no es tan guapa como parecía en la foto. Hay que admitirlo, muchas personas son fotogénicas, pero a la hora de la verdad, en vivo y en directo terminan siendo un completo fiasco, por esto, nunca se dejen llevar por una foto de perfil. 

Otra forma de decepcionarse es en la conversación…

Sentarse a hablar con alguien cara a cara es muy diferente a estar escribiendo en un chat. Las expresiones tantos  físicas como verbales pasan a ser un factor determinante. Muchas personas aparentan ser muy inteligentes cuando escriben en un chat pero terminan siendo unos completos tarugos en la vida real.

Moraleja Cangrejiana: No tomen Internet como la única herramienta para encontrar el amor de su vida, y aunque ésta pueda ser una buena opción para conocer nuevas personas, la mejor forma de conocer a alguien es en el mundo real. Cada día nos volvemos seres más virtuales y menos reales; volvamos a la bella costumbre de la conquista en los bares, los restaurantes y las estaciones de bus ¡no perdamos lo poco humano que nos queda ola!

“Dedicado especialmente a una pareja amigos que encontrándose mutuamente pudieron encontrar el amor por Internet”

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez.

En Twitter – @CangrejoPerez




Artículos anteriores:






Anuncios

One thought on “De amores por Internet y otros demonios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s