Los peores ‘osos’ que hacen los borrachos

El licor siempre ha sido el amigo fiel que no nos desampara en las buenas ni en las malas. Es el único que aguanta nuestras risas y lágrimas sin reparo alguno, pero también es el causante de muchos de los ridículos más grandes que hacemos. ¿Cuántos de ustedes no han amanecido al día siguiente de una borrachera con ese guayabo moral insoportable? Pues a continuación vamos ver algunos de los casos más comunes.

Llamar a tu ex

Comencemos con este terrible error que hemos cometido muchos de los que estuvimos despechados, nos emborrachamos y además con un teléfono a la mano. Éste es uno de los peores osos que se pueden hacer y también es una de las formas más efectivas de perder la poca dignidad que queda. Todas las barbaridades que decimos: te extraño mucho, eres lo más grande que me ha pasado en la vida, mi vida sin ti no tiene sentido, mi vida sin ti no vale nada, no puedo vivir sin ti, y miles de frases cursis más son pura lora. Por todo lo anterior vamos a definir una ecuación cangrejiana para estos casos:

Despecho + Alcohol + Celular = Desastre Universal.

Besar a la más fea de la fiesta

Que los tragos son embellecedores ha sido una ley que se ha aplicado desde el inicio de los tiempos. No cabe la menor duda que los tragos en la cabeza ponen todo más bonito en esta vida, y los otros seres humanos no son la excepción a la regla. Cuando uno está borracho hasta la más fea de la fiesta se convierte en una princesa, y como andar de levante es una de las cosas que más nos gusta hacer en la vida, pues ahí caemos. No nos hagamos tarugos, la más linda de la fiesta no se va a enredar con el más borracho, entonces las oportunidades de hacer levante disminuyen, así que regularmente puede suceder que la más fea de la fiesta sea su amor de la noche. En este caso le recomiendo aparentar demencia al siguiente día y no recordar nada de lo que sucedió.

Decirle a todo el que se atraviesa: “¡Lo quiero mushooo!”

Yo lo he hecho, usted lo ha hecho, todos lo hemos hecho. El amor afloja con el alcohol, y decirle hasta a la persona más desconocida que la quiere mucho es muy normal estando borracho, pero a la vez tan engorroso, sobre todo si la otra persona está sobria. Más de una vez uno se levanta al día siguiente preguntándose cómo le pudo haber dicho a esa persona que tan mal le caía: “¡Es que usted es un bacán!”, ¡nooooo! En caso de que a usted le ocurra esto lo mejor que puede hacer de nuevo es hacerse el de la vista gorda, echarle la culpa a los tragos y seguir su vida como si nada hubiera pasado.

Sentirse la bomba sexy de la fiesta

No sé por qué a muchas personas les pasa que cuando tienen unos tragos en la cabeza se creen los (as) más ‘hot’ de la fiesta, en muchos casos puede que sí lo sean, pero aún así no hay nada peor que una persona convencida. Pero hablando de los casos en los cuales esta persona que no tiene muchos atributos y comienza a insinuar más de lo que debe, ó peor, a mostrar más de lo que tiene, por favor: más prudencia y menos trago.

Buscarle pelea a todo el que se atraviesa

Nada más harto que ese borracho que le busca pelea a todo el que se le atraviesa. Regularmente esta situación se presenta más en los hombres que en las mujeres, pero en ambos casos no tiene ninguna razón de ser. Esos borrachos a los cuales nadie se les puede cruzar en su camino porque ya le andan buscando pelea, ó porque le andan mirando a su mujer ya creen que se la están quitando. Los borrachos peliones están mandados a recoger. Si usted tiene un(a) amigo(a) ó novio(a) que presenta este tipo de reacciones, lo mejor que puede hacer es no volver a salir con ellos. La violencia nunca se justifica y mucho menos si están supuestamente en una fiesta pasando bueno.

Caerse en plena fiesta

Los borrachos toreros porque siempre salen en hombros ¡Nooooo! Nada más denigrante que ese borracho que se cae una y otra vez, con sus amigos detrás impidiendo que este personaje se vaya contra el mundo. Uno no sabe qué hacer ni qué pensar de este tipo de borrachos, le dañan la fiesta a todo el mundo. Si usted sale en hombros de una fiesta no crea que salió por la puerta grande, todo lo contrario, los borrachos toreros siempre salen por la puerta de atrás. 

Despertarse en una cama que no es la suya

Esto ya son otras ligas. Levantarse y ver que no reconoce nada a su alrededor es como una pesadilla de la vida real. Peor si esto va acompañado de sentir a otra persona al lado y estar completamente desnudos, usted teme por voltear a ver quién diablos está ahí. Sea cual sea su caso, igual se va a sentir muy incómodo. Lo mejor que puede hacer es levantarse con la mayor cautela sin despertar a la otra persona y salir corriendo de esa casa; pero si la persona le gusta, entonces mejor relájese y disfrute de un fin de semana en casa ajena y de una buena vez acaba con esa soltería que ya era hora de dejar atrás.

Hacer show en las redes sociales

Eso de andar echando pullas cuando estamos borrachos en redes sociales a los amigos ó a la ex se ha vuelto muy común.  Personas que comienzan a poner mensajes con indirectas para otros personajes que los han hecho sufrir,  es todo un drama. La gente está utilizando Twitter y Facebook como armas de doble filo para hacer sentir mal a terceros que no tienen la culpa de su baja autoestima. Así que por favor, si va a tomar ¡No tuitee ni Feisbuquee! (no sé si los términos existen pero ustedes entienden).

No recordar nada de lo que pasó

¿Cuántos no hemos pedido al siguiente día a nuestros amigos que nos armen la película de la noche anterior? La verdad yo ya opté por no preguntar nada. Eso de andarse uno enterando de los ridículos que hizo bailando El Carrapicho, montándose en la mesa ó haciéndole propuestas indecentes a X ó Y persona, eso no es lo mío. Es mejor seguir la vida común y corriente, y aplicar ese dicho que señala: “Lo que no me acuerdo no lo hice”.


Hasta una próxima borrachera, digo, artículo.

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez


En Twitter – @CangrejoPerez



Algunas opiniones en Twitter de los ‘osos’ de los borrachos:

@Sr_gato7: insistir en hablar con mi perro por teléfono.

@mercegaviriab: el #2 es sin duda escribir pendejadas en Facebook ó en Twitter, sólo para que la/el imbécil lo lea.

@monikaald: llamar a tu ex para que te conteste la novia actual.

Artículos anteriores:






Anuncios

2 thoughts on “Los peores ‘osos’ que hacen los borrachos

  1. y que me dice de cuando es el borracho cotado? no falta la o el que le da por gastarse la quincena borracho invitando a todo el mundo y al otro dia no le cuadran las cuentas ni por el…. Que osos….. muchoss osooosss pero mientras uno aprende a tomar, despues cuando uno aprende sencillamente sabe hasta donde llegar y en cierto punto guarda celulares, plata, y cierra el pico.

    Me gusta

  2. Lo mejor sin duda es: no tomar. Pero si uno no se puede resistir a la tentación de beberse unos tragos y ‘embrutecerse’ lo mejor es: no recordar nada de lo que sucedió, o en su defecto, si se acuerda, hacer como si nada hubiera pasado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s