11 programas de la Televisión que marcaron nuestra infancia y juventud

Después de divagar sobre muchas de las circunstancias que han podido marcar no sólo mi vida sino de la de muchos de los que vivimos en este país, he llegado a la conclusión de que estos son los 11 programas de la Televisión que dejaron huella en nuestras vidas. 

1. Padres e Hijos (la inolvidable Daniela Franco)

¿Quién no hizo la digestión del almuerzo viendo Padres e Hijos? Sin duda una de las series que más ha marcado la vida de los colombianos, sea para bien ó para mal. El principal enigma de esta serie era ¿cómo Daniela Franco lograba tener a todos los galanes de la televisión para ella sola siendo una niña tan poco agraciada? Pues ese enigma jamás podremos develarlo, en este caso la suerte de la fea es un completo misterio. ¿Y cómo olvidar a Pablito? Ese gordito que apareció de la nada y siempre lo ponían de relleno en toda la serie cuando algún extra se enfermaba. Padres e Hijos ayudó en nuestra crianza, pero por favor que nunca se le ocurra hacer una segunda parte de esta serie, no lo aguantaría.

2. Caballeros del Zodiaco (¡Dame tu fuerza Pegaso!)

Por mucho, los dibujos animados que más han marcado a los que vivimos esa época. Ver a El Cisne siempre recordando a su madre que estaba en las profundidades heladas del mar nos partía el corazón; ver a Shiryü intentando darle otro curso a la cascada; y, ver a Ikki siempre salvando a su hermano Andrómeda porque no era capaz de defenderse por sí mismo ha dejado huella imborrable en nuestras mentes. Las 12 casas las sufrimos como si fuéramos nosotros quienes las estuviéramos cruzando, y aunque cada casa duraba como 353 capítulos seguíamos pegados a la pantalla; aunque fueron muchas las veces que estando a punto de llegar a la última casa nos devolvían al principio de la serie. Malditas programadoras que no tenían plata para comprar la temporada completa y siempre nos dejaban en ascuas. 

3. Dejémonos de Vainas (¿si?)

¿Cómo olvidar esta serie-dramatizado-comedia? Creo que la tía Loli se convirtió en uno de los iconos de las tías chismosas y metidas en nuestro país. Ramoncito se convirtió en uno de los símbolos de la ñoñez, y Josefa con su “Aposentos Tuta, mi pueblo” en uno de los personajes más queridos de esta serie. Este programa consolidaba todo lo que pasa en una familia típica colombiana, con sus dichos, sus costumbres y sobre todo con sus personajes que representaban muy bien la realidad de las familias de nuestro país. Sólo me queda una duda ¿dónde que Aposentos Tuta?

4. Súper Campeones (¡Oliveeerrrrr!)

El que no sufrió 15 capítulos de Súper Campeones viendo cómo llegaban de una cancha a otra para anotar un gol que tire la primera piedra. No sé por qué a los japoneses les encanta sufrir con las escenas que duran siglos, nosotros somos más inmediatistas pero aún así aguantamos este suplicio. Ver a Oliver Atom correr por horas y horas para anotar un gol era uno de los sacrificios que más nos gustaba hacer cuando éramos niños, pero la verdad es que hoy en día no aguantaríamos ni 1 minuto. Los hermanos Koriotto con sus patillas de 3 metros y sus caras de roedores, Benji Price y su personalidad bipolar, Bruce y su falta de habilidad, fueron sin duda personajes que dejaron huella en la mente de todos los que tuvimos una niñez “noventera”.

5. Oki Doki (Vainilla, Coco, Canela…)

¿Esto era un programa de televisión ó era una receta de la abuela? Con semejantes personajes nunca lo entendí: Vainilla, Canela, Coco, Tomillo, ¿qué era eso? ¿Un programa de cocina? Aún no lo sé, me desconcertaba Mechas porque era la única que no encajaba dentro del grupo. Igual nunca me interesé mucho por el tema de entender esta serie tan inentendible. Pero bueno, Oki Doki fue nuestro ‘Rebelde’ colombiano, la diferencia es que Oki Doki era un programa bien ñoño.

6. Los Dumis (¡Los teléfonos, comunican a la genteeee..!)

Ver cantar a un bote de basura fue una de las situaciones más traumáticas de mi niñez. Todos los servicios públicos tenían vida propia ¡eso era terrible! “¡Los teléfonos, comunican a la genteeeee….!” ¡Nooooo! Además también hablaban los hidrantes y toda clase de objetos que hoy hasta me da miedo tocar. Nunca saqué la basura en mi casa por miedo a que el bote de la basura me hablara. Los Dumis fue uno de los programas de terror que marcó nuestra niñez.

7. El Tesoro del saber (¡En los libros hallarás..!)

El Espantapájaros siempre fue uno de mis personajes favoritos, y la canción más pegajosa la tenía este programa: ¡En los libros hallarás, el Tesoro del Saber…!. Quién no se acuerda de la mamá gallina llamando a su polluelo “¡Ermenegildoooo!”, la vaca, el burro, las zanahorias y las papas cantando como si se fueran a desnucar de la forma en la que abrían su boca casi 180°. Definitivamente no entiendo por qué en esa época les encantaba poner a cantar todos los animales y objetos inanimados que existían, pero tal vez fue una buena estrategia para causar todos los trastornos mentales que padecemos hoy en día.

8. Dragon Ball (¡Vamos a buscar las esferas del dragón..!)

Eso de buscar las Esferas del Dragón se convirtió en una tarea maratónica, siempre llegaba un antagonista más malo que el anterior. Pero tal vez el que marcó la pauta fue ‘Majin Boo’, quien pasó de ser un tierno gordito que destruía todo por diversión a ser un flacuchento lleno de maldad. Además, cómo olvidar al maestro Roshi y su siempre excéntrica fijación por las curvas de las chicas guapas como Bulma. Roshi fue por mucho el viejito más verde de los dibujos animados, y Gokú se convirtió en un ser que podía morir y resucitar con la misma facilidad que se podía montar a su nube voladora. Esta serie era tan inverosímil como morbosa, pero igual era de las más divertidas que existió en su época.

9. La Perubólica (¡Que pase el desgraciaoooo!)

No sé por qué años atrás, el 90% de los canales que tenían los operadores de cable eran peruanos, pero así y todo era buenísimo sentarse a ver su parrilla de programaci
ón que iba desde ‘Laura en América’ con su dicho: “¡Que pase el desgraciaooooo!” y repartiendo carritos ‘sangucheros’ a diestra y siniestra; pasando por ‘Gisella en América’ de la cual todo Perú rajaba empezando por la Urraca de ‘Magaly TV’ que era un ser espeluznante que producía temor el sólo verla. Muchos critican a la televisión peruana, pero yo no lo puedo hacer porque pasé varias horas de mi juventud junto a Laura Bozzo riendo de cuanta barbaridad se le ocurría en ese programa.

10. Yo soy Betty la fea (¡Me dicen que soy fea…!)

La novela más exitosa de todos los tiempos a nivel mundial, que puso a hablar a todo el mundo de una fea, porque la suerte de esta no hay bonita que la tenga. Beatriz Pinzón se convirtió en icono de superación personal, pero no entiendo la gente cómo nunca vio más allá. ¿No se dieron cuenta que Beatriz Pinzón ocultó todas las barbaridades que hacía su jefe sólo por estar enamorada de él? Eso no la hace menos culpable de lo que hizo. El concepto de “Maquillar los informes” se puso de moda en el país, y lo único que logró fue que las personas conocieran más formas de hacer ‘chanchullo’  en sus empresas. Una novela muy divertida, que enseñó que no hay mujeres feas sino mal arregladas.

11. Los Victorinos (¡En Noviembre nacerán…!)

De esta novela no puedo decir mucho porque no me la dejaban ver debido a su alto contenido sexual y violento, pero de lo que sí puedo hablar muy bien es de esa canción tan terrorífica que tenía: “¡En Noviembre nacerán Victorino, Victorino y otro Victorino nacerá, nacerá, nacerá?!”. Maldita canción que causó miles de noches de pesadillas en las cuales sólo pensaba en que ojalá nunca me encontrara con mis otros dos hermanos que llevaran el mismo nombre para no morir de una forma terrorífica. 

Moraleja Cangrejiana: gran parte de la televisión que influyó en nuestra juventud tuvo un alto grado de contenido que se salía de todo tipo de razón humana, así que ahora tenemos una explicación para nuestra falta de cordura.

Escribiendo desde lo más profundo (del mar) Cangrejo Pérez


En Twitter – @CangrejoPerez


Artículos anteriores:






Anuncios

13 thoughts on “11 programas de la Televisión que marcaron nuestra infancia y juventud

  1. Uff cuantos buenos recuerdos juntos en tan pocas lineas. Adicional yo colocaría Sailor Moon, muy de niñas pero marcó a la misma generación de Caballeros del Zodiaco.

    Me gusta

  2. Pues si, a mi también me encantaban los caballeros del zodiaco, los supercampeones, dejémonos de vainas, oki doki, los dummies, Betty la fea etc. De ‘Padres e hijos’ me aburrí bastante rápido, en vez de eso, podría decir que ‘El capitán centella’, ‘ Tom Sawyer” y los “thundercats” me encantaban, en vez de ‘Los Victorinos’ me acuerdo de ‘Café con aroma de mujer’ y la despeinada Gaviota, que recién la repitieron. Si….señores, la felicidad de cuando eramos niños, en fin, ahora hay que jugar con las cuentas de bancos, estar pendiente de las noticias y lidiar con el corazón.

    Me gusta

  3. Desconozco la edad del blogger pero esta mezclando programas de difernetes generaciones. De los que el menciona, sufrì el Padres e Hijos, gocè con dejemonos de vainas, y sentia nauseas con el oki doki. Los de dibujos animados que menciona son mas recientes. En aquellas epocas las caricaturas que veiamos eran capitan centella, thundercats y hasta los transformers version muñequitos. LOs supercampeones, y sobre todo dragon ball eran los favopritos de mis sobrinos que ya hoy por hoy son veinteañeros

    Me gusta

  4. Una corrección a los que comentan en primer lugar el dibujo animado Centella se llamaba Centella no capitan centella, no se a quien se le ocurrio ponerle ese nombre en Colombia pero de seguro era anunciando el programa antes que iniciara, de está lista veia Dejemonos de Vainas, el tesoro del saber Betty y los caballeros del Zodiaco y habian cartoons buenos cómo los que ya mencionaron las otras personas y comedias nacionales cómo Don Chinche y muy buenos programas en vivo dónde se hacia humor sin necesidad de humillar y ni pelear con nadie con animadores cómo Pacheco que sigue siendo el mejor animador de todos los tiempos y que ciertos animadores de hoy que trabajaron con el olvidaron la lección.

    Me gusta

  5. jejeje que buenos recuerdos… pero seguro el que se acuerde de Telectrónico, el primer programa de juegos de video, y que fue el inicio de Hernán Orjuela como animador, también tendrá mucho que pensar de otros programas… como josé miel, que nos hizo llorar a más no poder… y plaza sesamo… increíbles épocas… que linda fue nuestra niñez… jejeje… épocas de los 90’s!!! 🙂

    Me gusta

  6. Thanks for this post. I definitely agree with what you are saying. I have been talking about this subject a lot lately with my mother so hopefully this will get him to see my point of view. Fingers crossed!

    Me gusta

  7. I just like the valuable info you supply for your articles. I’ll bookmark your blog and test again here regularly. I am moderately certain I will learn many new stuff proper right here! Good luck for the next!

    Me gusta

  8. Brees is an honorable gentleman along with real Religious (running the particular saunter, besides babbling a discussion, that’s), therefore most things although be prone to get the shells for the men within the organization who have got grown so that you can expect your man in times that fit this description. Anything problem is another thing fully, and along with the approach supervision has been curing them all through this disaster I really won’t pin your guy however, if your partner’s organizational frequent play will be nowhere fast close to as strong mainly because your partner’s staff(partner) frequent play.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s