Sin tratarme mal que me enamoro

Han sido miles y miles de años en los cuales millones y millones de personas nos hemos enamorado de alguien que nos trata como trapo sucio. Somos masoquistas en cuestiones del amor, entre más duro nos dan, más y más nos enamoramos.

Desde la prehistoria el hombre siempre ha tenido una tendencia hacia el masoquismo, de seguro la realidad para esa época no podía ser muy diferente a lo que nos muestran los dibujos animados de hoy en día: cavernícolas (hembras y machos) con sus grandes mazos pegándole a otros cavernícolas  en la cabeza y llevándoselos(as) para una cueva a vivir felices por siempre, porque jamás volvían a fijarse en otro(a) cavernícola a no ser que tuviera un mazo que pegara más duro que el que tenían en su cueva.

Durante la historia este método de conquista ha ido evolucionando y perfeccionándose, todo con el fin de hacer un poco más sutil y menos dolorosa esa situación del enamoramiento. En pleno siglo XXI el mazo fue sustituido por la indiferencia y en el peor de los casos por el maltrato psicológico y hasta el rechazo.

No crea que acá le voy a dar una cátedra acerca de la psicología del amor, porque primero, no soy psicólogo, y segundo no tengo ninguna autoridad para tocar un tema tan delicado desde el punto de vista de la ciencia. Aquí sólo se abarcan temas desde el punto de vista más subjetivo e irracional posible.

¿Le ha pasado alguna vez que uno de sus amigos ó familiares se ha acercado a usted diciéndole: “Oiga, pero usted es como las pelotas de tenis: entre más duro le dan, más rápido regresa”? muchas personas relacionan este dicho sólo con el sexo femenino, pero es una falsa creencia, a los hombres nos pasa igual y a veces hasta peor que a las mujeres.

¿Le ha pasado que esa persona de la cual usted está enamorado lo trata como si no valiera nada? Pues si así ha sido no se sientan mal, hasta a mí me ha pasado, aunque regularmente yo soy el malo de la película, a mí también me han hecho sufrir. 

Pero es que no hay nada mejor que las tareas imposibles y los amores inalcanzables. Cuando el amor es fácil, aburre, pero cuando a usted le toca sufrirlo, el amor se vuelve valioso.

No hay nada peor que estar esperando una llamada ó una invitación que nunca llega. Cuando usted está esperando que esa persona especial lo llame así sea por saber sólo como está, y se la pasa mirando cada dos segundos el celular, creyendo que cualquier medio sonido que produce es una señal de vida de ese personaje, pero no lo es; y lo peor de todo es cuando va a revisar su teléfono y se da cuenta que sólo era una cadena de BBMSN, eso sí es como para tirar esa vaina por el balcón.

Creo firmemente que para que haya amor, primero ha tenido que haber un poco de resistencia de alguna de las partes, eso hace que las historias se tornen mucho más interesantes y la relación como tal tome algún tipo de valor para la otra persona. El peligro es cuando hay resistencia de ambas partes, porque regularmente cuando dos personas se tratan a las patadas, es porque en el fondo hay una fuerte atracción. 

Por último le dejo el siguiente consejo: cuando el amor es fácil ¡tema! porque el día menos pensado esa persona termina yéndose con otro(a) que realmente le ponga las cosas más difíciles, y tampoco se entregue en bandeja de plata cuando usted sabe que vale mucho como para caer rendido a la primera calentada de oído.
Anuncios

11 thoughts on “Sin tratarme mal que me enamoro

  1. Muy bien. Es la primera vez que califico tu post en el grado de excelente. Será por que también he sido tratado mal y me he tragado más. Sin embargo, ésta última vez, tuve el coraje de decir “no más” y corté de raíz la persona autora de mi desdicha. No hay nada peor que lo hagan pasar a uno por el camino de la amargura. 🙂

    Me gusta

  2. Fe de erratas: cuando digo “corté de raíz la persona” no me refiero a pasé al papayo, le dí materile, lo pasé a mejor vida. Jajajajaja.

    Me gusta

  3. Mendigar amor es ser masoquista,en la relacion debe haber sinceridad y amor, sin esto, las cosas no van a funcionar y van a ser dificiles.

    Me gusta

  4. No viejo cangrejo, ahora le sumo a su frustración por la mujeres que expreso en su entrada anterior, este capitulo de marques de sade. Yo se que ud. escribió esta entrada con las consecuencias del final de año. Ese espíritu de “esclavo de galera” con raíces de “Kunta quinte” no le queda bien. Eleve la autoestima, no se rebaje a ser el saca-micas de la mujer de turno.
    Animo viejo que por ahí dicen que cada tiesto con su arepa..

    Me gusta

  5. , porque nunca
    Fue para mí otra cosa que una amiga.
    Nunca tuve con ella más que simples
    Relaciones de estricta cortesía,
    Nada más que palabras y palabras
    Y una que otra mención de golondrinas

    Me gusta

  6. Tan queridos los hombres que valiéndose de su poder social y adquisitivo, dan por hecho que las damas, no estamos en condiciones de rechazar sus ofertas de cama por el solo hecho de estar solas y desempleadas.

    Me gusta

  7. Tan queridos los hombres que valiéndose de su poder social y adquisitivo, dan por hecho que las damas, no estamos en condiciones de rechazar sus ofertas de cama por el solo hecho de estar solas y desempleadas.

    Me gusta

  8. la cosa es cientifica , es la creación de redes neuronales que aceptan el maltrato y por otra parte lo que uno hace por los hijos y se aguanta por ellos..

    Me gusta

  9. Pues a ver…digamos que sí y no es cierta la vaina estimado “cangrejo consejero”…es cierta en el sentido de que, entre más nos cuesta la cosa como que muchísimo mas interés le ponemos al asunto…es como si se tratara de un reto o una carrera o una vaina por el estilo…nos encanta (a hombres y mujeres por igual aquí no cabe esa joda del sexismo) competir por lo que sea…en eso como diría cierto personaje de Chespirito “estás en lo cierto”…pero por otro lado pues ala no lo estás…porque no necesariamente lo tienen que tratar a uno como la parte norte de la vaquita que pasta hacia el sur para uno enamorarse…como en el amor las cosas son tan raras (más aún que la justicia colombiana con sus fallos XD) pues no falta el caballero que necesita todavía el garrote de cavernícola para conquistar a la dama o viceversa la mujercita que usa el mismo garrote para asegurar su “macho machote” Jajajaja…bacanisimo el artículo cangrejo consejero…simple y llano y totalmente subjetivo…mis sinceras felicitaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s